RGPD - Cookies
'Qué te cuentas?'

Detienen a un cura tras sorprenderlo manteniendo relaciones con una prostituta en un cementerio

La Policía de Lowell, un pueblo de Massachussetts, ha detenido a uno de sus sacerdotes más conocidos, Arthur Coyle, después de sorprenderlo manteniendo relaciones sexuales con una prostituta en el cementerio de la localidad.

Al parecer, el padre Lowell intuyó – o puede que le diese morbo – que tener sexo en el cementerio, tan tranquilo y silencioso, era más seguro que debajo de un pino, y allí se fue con su acompañante. Sin embargo, una patrulla de la policía sorprendió al cura…digamos que con la cara en un sitio recóndito, y lo detuvo.

Esposado fue llevado a la comisaría, donde pasó una noche entre rejas y tuvo que pagar 500 dólares de fianza para poder salir del calabozo. En la actualidad está pendiente de  juicio por escándalo público y por haber solicitado los servicios de una meretriz, lo cual es un delito en aquel estado norteamericano.

Coyle, que en 2012 había sido nombrado por Benedicto XVI ‘prelado de honor’, como premio a su gran labor pastoral – parece que es un gran ‘orador’ – ha sido apartado, de manera fulminante, de sus actividades por la Archidiócesis de Boston.

 

También te puede interesar