RGPD - Cookies
Destacados

Dimiten los máximos responsables del ‘Banco de Dios’

El Papa Francisco parece estar dispuesto a limpiar el Banco Vaticano

El director general del Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido como el Banco Vaticano, Paolo Cipriani, y el vicedirector, Massimo Tulli, han presentado su dimisión tras la investigación abierta en Italia sobre presunto blanqueo de dinero a través de la institución bancaria vaticana.

La dimisión ha sido aceptada por la Comisión de Cardenales y la dirección de la superintendencia y se produce después de que el pasado viernes fueran detenidos el prelado Nunzio Scarano, un miembro de los servicios secretos italianos y un ‘broker’ financiero. Entre otras operaciones, los tres arrestados pretendían introducir en Italia 20 millones de euros procedentes de Suiza para los miembros de una familia de propietarios navales del sur de Italia.

Estas detenciones se enmarcan en la investigación emprendida en 2010 por la Justicia italiana contra los entonces presidente y director general del IOR, Ettore Gotti Tedeschi y Paolo Cipriani, por violación de las normas para impedir el blanqueo de dinero.

Scarano ha sido acusado de haberse extraído alrededor de 600.000 € en efectivo de una cuenta en el Banco Vaticano, por lo general en pequeñas cantidades de 10.000 € cada una, que posteriormente eran entregados a unos cómplices para que los convirtieran en cheques que el propio obispo depositaba a continuación en una cuenta abierta en un banco italiano para pagar una hipoteca.

Estas renuncias se producen pocos días después de que el Papa Francisco nombrase una comisión pontificia de cinco miembros con la misión de investigar las actividades del Instituto de Obras Religiosas.

 

También te puede interesar