RGPD - Cookies
Vigo al día

El informe Ardán señala que el peso económico de Coruña en Galicia aumenta en relación con el de Vigo

Presentación Informe Ardán, este jueves en Vigo/Tresyuno Comunicación

A pesar de los indicios de leve mejoría constatados en la edición del pasado año, según el Informe Económico de la Empresa Gallega Ardán 2013 que ha presentado este jueves la delegada del Consorcio de la Zona Franca, Teresa Pedrosa, el valor añadido bruto de la empresa gallega en 2011 experimentó una caída media del 2,37% respecto del año anterior. En medio de este panorama general de caída de nuestra economía, algunos sectores fueron capaces de demostrar su fortaleza a lo largo del ejercicio 2011. Como señaló Pedrosa, entre los sistemas productivos analizados, la Pesca fue la que logró mejores tasas de crecimiento del valor añadido bruto, alcanzando una tasa positiva del diez por ciento. Otro de nuestros sistemas que consiguieron despuntar sobre las tasas negativas, fue el de Textil, Confección y Moda que en plena crisis registró un 9% de crecimiento en la riqueza generada por sus empresas.

En el informe editado por el Consorcio de la Zona Franca -que desde hoy se puede descargar gratuitamente en la página www.ardan.es– también se destaca que el conjunto de las empresas analizadas sufrieron un deterioro en su rentabilidad económica y en su rentabilidad financiera de entre uno y dos puntos porcentuales debido básicamente a los descensos en los márgenes sobre ventas y el aumento del coste de la deuda contraída.

Los sectores económicamente más rentables fueron el de Electricidad, Energía y Agua y el de Salud y Asistencia Social. Estos sectores que en Galicia agrupan a casi quinientas empresas alcanzaron unos niveles de rentabilidad superiores al cinco por ciento.

En cifras generales, el empleo gallego sufrió una caída del 2,35%. El estudio Ardán constató que en 2011 las empresas que se vieron más afectadas por estas pérdidas de puestos de trabajo fueron las PYMES con plantillas de entre uno y cincuenta empleados. Por el contrario, en el ejercicio estudiado hubo tres sistemas productivos que sí consiguieron generar empleo neto. Estos sistemas fueron Salud y Asistencia Social, Productos Químicos y Derivados e Información y Conocimiento.

En el análisis realizado por comarcas, Teresa Pedrosa llamó la atención sobre el hecho de que ocho comarcas, que agrupan al 59% de la población total, generan el 83% del valor añadido bruto y el 78% del empleo de toda Galicia. A Coruña y Vigo siguen siendo las comarcas que en su conjunto acaparan la mitad de todas estas variables ya que ambas ciudades generan el 60,51% del VAB y el 52,31% del empleo.

En un periodo de siete años, entre 2005 y 2011 y analizando la misma muestra de empresas, en el estudio Ardán se constata que si bien en 2007 el peso de las economías de Vigo y A Coruña tendían a igualarse, a partir de ese año la comarca del norte acentúa su diferencia frente al sur al aumentar su peso sobre el total de la economía de Galicia.

 

También te puede interesar