RGPD - Cookies
Sucesos

La Policía Nacional detiene a tres conductores borrachos, en Vigo

La Policía Nacional ha detenido este miércoles de madrugada, en Vigo, a tres conductores por supuestos delitos contra la seguridad del tráfico, pues uno casi quintuplicaba el máximo permitido de alcohol, mientras que, de los otros dos, uno lo triplicaba y otro lo cuadriplicaba.

El primero de los hechos ocurrió cuando una patrulla que circulaba por la calle Álvaro Cunqueiro vio un turismo que iba a gran velocidad y se saltaba un semáforo, por lo que fue tras él interceptándolo. Los agentes vieron que el conductor presentaba síntomas de encontrarse bajo la influencia del alcohol. Así, tras realizarle la correspondiente prueba, comprobaron  que el hombre, que tiene 6 antecedentes, triplicaba el límite máximo permitido, por lo que fue detenido.

Los otros dos hechos ocurrieron pasadas las 3 y media de la mañana en la calle Aragón, donde una dotación policial observó a una moto que circulaba en dirección contraria. Al darle el alto, los agentes se dieron cuenta de que el piloto tenía serios problemas para tenerse en pie, por lo que le realizaron un control de alcoholemia que arrojó un resultado que cuadriplicaba el máximo. Cuando se le informó de que iba a ser detenido, el motorista comenzó a dar golpes y patadas contra los agentes.

Finalmente, una dotación procedió a trasladar al individuo a dependencias policiales, mientras que la patrulla actuante se quedó en el lugar para esperar a que llegase la grúa encargada de retirar la moto.

Mientras se esperaban, se produjo el suceso que motivó la tercera de las detenciones, pues vieron que un vehículo llegaba por la calle Jenaro de la Fuente a gran velocidad y que derrapaba, perdiendo el control al entrar en la rotonda de la calle Aragón.

Los agentes se acercaron al automóvil y, tras ver que el conductor presentaba síntomas de ebriedad y que, de hecho, apenas podía hablar, le realizaron una prueba de alcoholemia. El resultado casi quintuplicaba el máximo permitido, por lo que los agentes comunicaron al varón que iba a ser detenido.

El conductor intentó dar un cabezazo al policía y huir del lugar, si bien fue alcanzado de inmediato, procediéndose a su arresto. Posteriormente, fue conducido a un centro médico, si bien no pudo ser atendido por la agresividad que mostraba.

 

También te puede interesar