RGPD - Cookies
Deportes

12 gallegos aspiran a medalla, este domingo en el Campeonato de Europa de Piragüismo

Teresa Portela, en K-1 200, Carlos Arévalo y Cristian Toro, en K-2 200, Tono Campos, en C-1 5.000, José Luis Bouza, en C-2 500, Rubén Millán y Gabriel Campo, en K-2 500, Rodrigo Germade y Óscar Carrera, en el K-4 1.000, André Oliveira y Adrián Siero, en C-2 200, y Raquel Rodríguez, en C-2 500 serán los doce palistas gallegos que este domingo disputen las finales del Campeonato de Europa que se celebra en Montemor o Velho (Portugal).

En las finales ya disputadas, Diego Romero, en C-1 1.000 metros, fue séptimo, José Luis Bouza, acompañado del asturiano David Fernández, terminó sexto en C-2 1.000. Tania Fernández, componente del K-4 500, fue quinta, mientras Ana Varela y Carla Pérez, en K-200, fueron eliminadas en las semifinales.

Teresa Portela regresó a la competición de manera espectacular. Dominó desde el comienzo hasta el final su serie de clasificación. Venció con gran autoridad y por lo tanto le convierten en una de las claras favoritas a estar en el podio en la regata decisiva que se disputará a la 1 de la tarde.

La palista del Ría de Aldán volvió a la competición después de disputar los Juegos Olímpicos de Londres. Antes de la cita europea ya había reconocido que sentía buenas sensaciones, algo que después confirmó en la pista portuguesa.

Tono Campos, del Ría de Betanzos, será otra de las apuestas gallegas en las finales. Será uno de los últimos en competir en la modalidad de C-1 1000 metros. Antes, otros palistas gallegos tendrán la oportunidad de disputar las finales en sus especialidades.

Carlos Arévalo, del Ría de Betanzos, y Cristian Toro, del Fluvial de Lugo, se ganaron el pase a la regata decisiva después de ser terceros en su serie de K-2 200 metros. Los gallegos estuvieron siempre en los primeros lugares y transmitieron una buena sensación.

A todos ellos se deben sumar Diego Germade, del Piragüismo Aldán, y Óscar Carrera, del Kayak Tudense, que forman parte del equipo español de K-4 1.000 metros. Lograron su clasificación en la jornada del viernes. Raquel Rodríguez, del Ciudad de Pontevedra, también luchará por las medallas en la prueba de C-2 500 metros. Competirá con la murciana Ana Ríos.

En la del sábado se disputaron varias finales. Diego Romero terminó en séptimo lugar en C-1 1.000 metros. El palista del Ría de Aldán ya había cumplido con su objetivo de estar presente en la final. Intentó sorprender a rivales con más experiencia y cualificados, pero no tuvo muchas opciones.

Al terminar la regata declaró que “estoy contento por estar en la final, por estar cerca de los primeros y también por dar un paso importante en mi carrera deportiva”. Sobre la prueba desveló que “hice una apuesta de competir al máximo nivel y ese fue el resultado. Me servirá para el futuro, sin duda”.

José Luis Bouza, del Kayak Tudense, junto al asturiano David Fernández, fueron sextos en el C-2 1.000 metros. La salida condicionó la regata. A pesar de su generoso esfuerzo, no dispusieron de muchas opciones de estar en la lucha por el podio. El tudense señaló que “el error cometido por los jueces en la salida no sirve de excusa. Estoy contento por el rendimiento general. Estar en la final era muy importante”. Reiteró que “mi objetivo esta temporada es sentir buenas sensaciones y llegar en la mejor forma posible al Mundial”.

Ana Varela y Carla Pérez, del Kayak Tudense, lo intentaron todo en el K-2 200. Pero en una de las semifinales no fueron capaces de aguantar el ritmo de sus rivales. Las gallegas demostraron que todavía tienen capacidad de mejora.

La mayor parte del equipo gallego destaca por su juventud. Muchos de sus componentes pertenecen a la categoría sub-23. España está representada por más de treinta palistas en el Campeonato de Europa de pista y más de la mitad de ellos son gallegos.

 

También te puede interesar