RGPD - Cookies
Destacados Nacional

Los bancos rescatados no dan créditos, despiden a miles de empleados y triplican las comisiones

El presidente de la Confederación Española de Pequeñas y Medianas Empresas (Cepyme) ha denunciado este martes que las entidades financieras intervenidas sólo atienden el 20% de las solicitudes de crédito, mientras que los bancos que no han sido rescatados atienden únicamente el 30% de las peticiones.

«Yo no me creo que el 70% o el 80% de las pymes sean insolventes, porque estarían todas cerrando y todavía tenemos más de tres millones de actividades empresariales», ha subrayado Jesús Terciado, que ha insistido en la necesidad de «desatascar» el crédito cuanto antes.

En declaraciones a la Cadena Cope el presidente de  ha señalado que después de seis años de crisis, los balances de las empresas «están muy resentidos» y las entidades financieras, a la hora de conceder créditos, han elevado mucho sus exigencias, por lo que la mayoría de las solicitudes se descartan por falta de solvencia.

Por lo que se refiere a sus empleados, más de 14.000 ya fueron despedidos, prejubilados o jubilados entre 2010 y 2011, según los datos de las Asociación Española de la Banca (AEB) y la Confederación de Cajas, a causa del cierre de 2.900 sucursales. Este ritmo de destrucción de trabajo se mantuvo en 2012, según datos de los sindicatos, que estiman que a 31 de diciembre de 2012, el número de empleados de cajas y se había reducido en 12.000 más.

Este descenso de trabajadores se debe esencialmente a las fusiones que ha habido en el sector y a la práctica desaparición de las cajas de ahorros, tras un proceso de bancarización iniciado desde el inicio de la crisis, lo que ha hecho que 2013 empezase con 199.000 empleados frente a los más de 231.000 que había en hace solo cinco años.

Por si esto fuese poco, además de tener que pagar el rescate de los bancos tenemos que soportar que estos hayan subidos más aún sus comisiones. Según un estudio de  la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros, ADICAE, la subida media por tener una tarjeta de crédito en uno de los bancos en apuros es del 95% durante la crisis, lo que casi triplica a la subida de las entidades sin problemas.

Las entidades nacionalizadas también cobran más por mantener una cuenta abierta. Las cuotas de mantenimiento y las penalizaciones por situaciones de descubierto se han duplicado desde que comenzó la crisis. Mantener una cuenta en esas entidades cuesta, de media, 60€ al año frente a los 42,7 que cuesta como media tener los ahorros en uno de los bancos sanos. Las múltiples situaciones de descubierto han llegado a aumentar su penalización hasta un 31,4%.

 

 

También te puede interesar