RGPD - Cookies
Galicia

Desde este lunes, la Guardia Civil de Tráfico intensificará la vigilancia del uso de móviles y navegadores al volante

La Dirección General de Tráfico pondrá en marcha desde mañana lunes, día 3, una campaña especial sobre distracciones al volante que se extenderá hasta el próximo domingo.

Durante toda la semana, agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensificarán los controles sobre el uso del teléfono móvil o del navegador y otras conductas que distraen a los conductores. Siempre que sea posible, los paneles de señalización variable y las pantallas alfanuméricas de los vehículos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil advertirán a los conductores de la existencia próxima de controles.

La utilización generalizada de las nuevas tecnologías con racionalidad y sentido común, hace que mejore nuestra calidad de vida; sin embargo, el mal uso y el abuso de las mismas puede llegar a provocar comportamientos con consecuencias en la conducción que, en demasiados casos, resultan dramáticas. Las distracciones son una de las principales causas de accidentalidad en las carreteras gallegas. Según los últimos datos de la Dirección General de Tráfico, un 39% de los accidentes con víctimas son provocados por este motivo, porcentaje que asciende al 46% si hablamos de vías interurbanas.

La desatención al volante suele producirse por acciones que se realizan al tiempo que se conduce. Mantener una conversación por teléfono móvil, aunque sea usando el manos libres, fumar o manipular aparatos instalados en el automóvil, como navegadores o reproductores de música, suelen ser los hechos que concurren con mayor frecuencia como factores desencadenantes de los accidentes. Los más recurrentes por este motivo son la salida de la vía, el choque con el vehículo precedente o el atropello. Concretamente, hablar por el móvil mientras se conduce aumenta muy significativamente el riesgo de colisión, pues su uso nos impide percibir un 50% de la información de la carretera.

Cuanto mayor es la velocidad del vehículo, menor margen de reacción tiene el conductor frente a los imprevistos y más conveniente resulta que se concentre totalmente en la tarea de conducir evitando las posibles distracciones. Por tanto, la concurrencia del binomio distracción-velocidad aumenta muy significativamente el riesgo de sufrir un accidente.

La operación especial que se iniciará mañana tiene como principal objetivo concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de una conducción responsable, aunque también va dirigida a los peatones, entre quienes es frecuente observar comportamientos imprudentes, especialmente en entornos urbanos.

La ley establece que se considera infracción grave: conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente a la conducción; conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación. La citada infracción lleva aparejada una multa de 200 € y, por la ley de Permiso por Puntos, implica una pérdida de tres.

 

También te puede interesar