RGPD - Cookies
Destacados Nacional

Dejan morir a un joven de 28 años por que no tenía tarjeta sanitaria

La coalición de izquierda balear MÉS per Mallorca ha pedido la dimisión del conseller de Salud, Martí Sansaloni, por ser el «responsable político» de la muerte por tuberculosis de un senegalés de 28 años de edad al que se le denegó atención médica en el hospital de Inca porque no disponía de tarjeta sanitaria.

Así lo ha señalado en rueda de prensa la diputada Fina Santiago, quien ha responsabilizado a Sansaloni y al presidente del Govern, José Ramón Bauzá, de la primera muerte conocida «atribuible directamente a los recortes en sanidad”.

La muerte se produjo en el propio domicilio del enfermo, quien el pasado 21 de abril acudió a su centro de salud y fue derivado al Hospital de Inca, donde, según ha relatado Santiago, se le denegó la atención que necesitaba por no disponer de tarjeta sanitaria, «a pesar de que era residente en la Comunidad Autónoma desde hace ocho años».

Asimismo, la coalición ha anunciado que interpondrán una denuncia penal por «denegación de auxilio» contra le conseller de Salud, sustentada en varios artículos del código penal que apelan al derecho universal de la sanidad y tipifican como delito la «negación de auxilio o asistencia».

«Era una muerte evitable, ya que con un tratamiento sanitario sencillo esta persona ahora estaría viva», ha apuntado la diputada de MÉS, quien ha censurado a Sansaloni y a Bauzá por no hacer caso al Tribunal Constitucional que establece que el conjunto de la población está por encima de un eventual ahorro económico y consagra el derecho a la Salud. «No podemos tener infecciones, como la tuberculosis, sin controlar. Lo que ha ocurrido es un apartheid sanitario, que responde a una actitud xenófoba y racista», ha apostillado.

 

También te puede interesar