Vigo al día

Pescanova tendría una deuda cercana a los 4.000 millones

Los 50 bancos acreedores de Pescanova, nacionales y extranjeros, habían demandado datos “mínimamente fiables” sobre la situación real de la multinacional, y han empezado a recibirlos. La empresa dice ahora que acumula 1.850 millones de euros de deuda en su matriz; otros 350 millones de euros en sus filiales españolas; y entre 650 y 700 millones en las filiales extranjeras. Además, la deuda por sus bonos supone otra deuda de 400 millones de euros aproximadamente. A lo que hay que sumar los compromisos con proveedores y Administración, que disparan la cifra hasta cerca de 4.000 millones de euros, según fuentes financieras.

Los datos han empezado a llegar a las entidades una vez que el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Pontevedra aprobase el concurso de acreedores, apartase de la dirección de Pescanova a Manuel Fernández de Sousa y la Comisión del Mercado de Valores (CNMV) eligiera a Deloitte como administrador concursal de la empresa.

La deuda bancaria superaría los 3.000 millones de euros, de los cuales unos 1.900 corresponden a su matriz y el resto a filiales, tanto españolas como extranjeras. A este importe, se suma además unos 375 millones de euros correspondiente a las emisiones de bonos, sin contar la deuda contraída con la Administración.

Antes de la declaración de concurso de acreedores, los bancos habían apoyado la continuidad de Pescanova aunque habían advertido que únicamente negociarían la deuda si cambiaba la dirección de la firma.

Ahora, una vez que Deloitte se ha hecho cargo de la administración concursal, la auditora tendrá un plazo de dos meses para elaborar su informe. La empresa deberá presentarse en el juzgado o ante la administración concursal siempre que sea requerida, además de poner a disposición de los administradores toda la información y documentación que se le pida.

 

También te puede interesar