RGPD - Cookies
Galicia

Galicia cuenta con siete de los ocho tipos de aguas medicinales que existen

Interior del balneario de Mondariz

Galicia cuenta en la actualidad con siete de los ocho tipos de aguas medicinales que existen y que sirven para tratar patologías que van desde las anemias y alergias hasta los trastornos psiquiátricos.

Y es que, los balnearios gallegos están especializados en su mayoría en el tratamiento de dolencias reumatológicas, dermatológicas, respiratorias y del aparato digestivo. También abordan enfermedades cardiovasculares, renales, hepáticas, del sistema endocrino e, incluso, trastornos psiquiátricos.

Es lo que aseguró este lunes la doctora Laura Gómez, directora médica del Balneario de Mondariz, durante su participación en una sesión dirigida a facultativos dentro de la Cátedra de Hidrología Médica de la Universidad de Santiago (USC).

En cuanto a las propiedades de esos tipos de aguas medicinales la doctora recordó, por ejemplo, que las bicarbonatadas son beneficiosas para el sistema digestivo, intestinal, hepático y renal, mientras que las cloruradas son antiinflamatorias, analgésicas, estimulan la cicatrización y presentan beneficios digestivos.

Asimismo, las aguas sulfuradas se emplean en problemas respiratorios y afecciones alérgicas, las carbogaseosas ejercen un efecto sedante y analgésico, al tiempo que favorecen la motilidad intestinal.

Ya con respecto a las ferruginosas favorecen la regeneración de glóbulos rojos, las radiactivas están indicadas en el tratamiento de contracturas musculares y algunos trastornos psiquiátricos y las oligometálicas son diuréticas.

Finalmente, las sulfatadas -las únicas que no existen en Galicia- actúan sobre el aparato digestivo, y están indicadas para combatir afecciones hepáticas, al tiempo que tiene propiedades laxantes y diuréticas.

 

También te puede interesar