RGPD - Cookies
Comarcas

El Pleno de Baiona se celebra sin la oposición y pese a la protesta de los Afectados por las Preferentes

Agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil impidieron el acceso al Concello de los afectados

El Pleno ordinario del Concello de Baiona, se ha celebrado este jueves pese a la protestas de unos 30 Afectados por la compra de Preferentes. El alcalde dio orden a la Policía Local de no permitir la entrada de más de las 24 personas que completan el aforo del salón, cuyas sillas ya estaban ocupadas varias horas antes del comienzo de la reunión de la Corporación, prevista para el mediodía.

Los afectados no pueden acceder al Concello

Los agentes locales, reforzados por una docena de miembros de la Guardia Civil, impidieron que representantes de varias plataformas pasasen de la puerta de la casa consistorial al tiempo que informaban a quienes querían entrar en el ayuntamiento, cualquiera que fuera la gestión que fuesen a realizar, que esperasen para identificarse.

Una vez iniciada la sesión, los portavoces del PSOE y del BNG solicitaron a Jesús Vázquez Almuiña que permitiese dirigirse al pleno a una delegación de los representantes de los afectados, a lo cual el alcalde se negó recordando que la corporación ya había dado su apoyo “unánime” a los ahorradores y que, además, había puesto a su disposición “una oficina en la que se ha orientado, tanto a vecinos como a personas que han venido de otros lugares”.

Varios de los asistentes al Pleno estaban en el salón donde se celebró el mismo desde varias horas antes

La portavoz del BNG acusó a Almuiña de haber impedido la entrada de los afectados llenando la salón de “militantes y simpatizantes del Partido Popular”, acusación que no fue desmentida por el alcalde.

Los concelleiros de PSOE y BNG abandonan el Pleno

A la vista de que no permitía a los ahorradores acceder al pleno, los concelleiros de PSOE y BNG se levantaron y abandonaron el mismo, precedidos de uno de los asistentes que fue sacado por dos agentes de la Policía Local después de acusar a Almuiña de no querer atender a “400 vecinos a los que nos han robado”.

Uno de los asistentes al Pleno fue sacado del mismo por la Policía después de criticar la actitud del alcalde

Con la salida de los representantes nacionalistas y socialistas por la puerta del Concello, se vivieron los minutos de mayor tensión al intentar entrar en el mismo varios de los concentrados. En ese momento, fueron ‘placados’ por agentes de la Policía Local, iniciándose una serie de empujones entre ahorradores y policías, que se situaron en dos filas tapando completamente el acceso principal al ayuntamiento.

 

 

También te puede interesar