RGPD - Cookies
Comarcas Vigo al día

Afectados por la Preferentes obligan a suspender, de nuevo, el Pleno de Mos

Afectados cantan y chillan en el Pleno de Mos de este jueves

32 Afectados por la compra de Preferentes obligaron a suspender este jueves por la mañana el Pleno extraordinario, convocado para las 9, del Concello de Mos. Es la segunda vez en apenas quince días que los ahorradores han interrumpido la reunión de la corporación mosense, después de que el pasado 28 de febrero llevasen también sus protestas al pleno.

Despliegue de la Guardia Civil en el exterior del edificio donde se celebró el Pleno

Una hora antes de que se iniciase la reunión, se desplegó una desproporcionada cantidad de dotaciones de la Guardia Civil, hasta 12 coches patrulla y más de 20 efectivos, que se sumaron a los tres vehículos y 9 agentes de la Policía Local quienes, además de identificar a los asistentes al Pleno, a la entrada del mismo, incluyendo la entrega del DNI y la revisión de bolsos, también se situaron en el salón de reuniones.

Entrada al Pleno

El portavoz de la Plataforma de Afectados do Baixo Miño pidió a la alcaldesa, Nidia Arévalo, que le dejase intervenir antes de que se iniciase el Pleno y que el mismo debatiese, “concejal por concejal”, la postura de la Corporación sobre este asunto. Pero la alcaldesa no accedió a ello, asegurando que el tema “ya se ha debatido aquí y se conoce nuestra postura”, y proponiéndole que hablase después de que se tratasen los temas que había en el orden del día.

La alcaldesa, Nidia Arévalo, escucha al portavoz de los afectados, antes del comienzo del Pleno

Ante esta respuesta comenzaron los gritos, silbidos, ruidos de sirenas, silbatos, y canciones de los afectados que hicieron imposible que continuase la sesión plenaria que, pasados alrededor de 15 minutos, fue suspendida. Entonces arreciaron los abucheos y gritos de “¡corruptos!”, “¡sinvergüenzas!”, “¡ladrones”, “¡traidores!”, “¡vendidos!”, dirigidos contra los concejales del PP y del PSOE, quienes, al contrario que los del BNG, que acudieron vestidos con las camisetas de los afectados, “han decidido ponerse del lado de los bancos y no del pueblo”.

La tensión aumentó cuando Nidia Arévalo abandonó la sala, escoltada por varios agentes y en medio de gritos y recriminaciones y, minutos más tarde, cuando, protegida por un cordón de miembros de la Guardia Civil, salió del inmueble para subirse en un coche de la Policía Local en el que abandonó el lugar.

El portavoz de la Plataforma reiteró, al término del acto, sus críticas a los ediles socialistas, “que no han querido ayudar a los estafados” y advirtió que las protestas en los plenos “seguirán porque no tenemos otra salida y porque nos han robado y ahora quieren escurrir el bulto dejándonos sin lo que es nuestro”.

 

También te puede interesar