Vigo al día

Cuatro vigueses de la edad del Papa lo tienen claro, “a esta edad no se está para cargos como el suyo”

VERÓNICA LÓPEZ/ Benedicto XVI dimitirá el 28 de febrero. A sus 85 años y tras 8 años de pontificado, Joseph Ratzinger abandona la jefatura de la Iglesia Católica. A pesar que el portavoz del Vaticano, hasta hoy mismo, ha declaró que ninguna enfermedad en concreto ha llevado a que el Papa la decisión de dimitir, el pontífice ha sido claro “ya no tengo  más fuerzas”, añadiendo que tomaba tal decisión de una forma libre y totalmente voluntaria.

Y es que los octogenarios , pertenecientes a  la denominada ‘cuarta edad’, están amenazados por distintas enfermedades graves, comenzando por la hipertrofia de la glándula prostática, las dolencias cardiovasculares o neurológicas (como el Alzheimer) y la osteoporosis o desgaste óseo. Muchos padecen enfermedades crónicas altamente discapacitantes o motoras como la artrosis, lo que las hace dependientes tanto de su familia como de la atención sociosanitaria…de hecho, en España, casi el 50% de los ciudadanos con más de 80 años sufre algún tipo de discapacidad.

vigoalminuto, al margen de estos datos, le ha preguntado  a personas que están en esa cuarta edad, a qué se dedican, qué achaques tienen y, sobre todo ¿cree que un octogenario puede ser Papa? Nos encontramos  a  Manuel Gómez  de 82 años, esperando al Vitrasa. En su día a día nos cuenta que pasea desde la Avenida del Aeropuerto hasta el Calvario todas las mañanas y por las tardes va a Bouzas a reunirse con sus amigos. Pasar el tiempo y distraerse sanamente son ahora parte de sus rutinas diarias, “bobadas que me hacen sentir feliz” Manuel nos comenta, yo ya llevé un cargo muy grande en su momento, y tuve bajo mi responsabilidad a casi una treintena de trabajadores; pero ahora ya no podría. Mis capacidades han mermado, no puedo gestionar de la forma que lo hacía antes. Respecto a lo del Papa, creo que es  imposible con esa edad llevar a cabo ese cargo. Pienso que es un tema de política más que  de otra cosa”, declaraba Manuel que  a pesar de su buen humor sufre los achaques típicos de su edad y recientemente fue operado de  la próstata.

También con 82 años , estuvimos conversando con José  que afirmaba; “ni el Papá ni el Vaticano deberían estar ahí, con 86 años que se vaya para casa a  pasear como lo hago yo .El Papa lo que tiene es mucha edad y ha hecho bien en retirarse. Ese puesto no es para él, demasiado cargo para poca persona pienso yo”. Y reitera el transfondo político del asunto al igual que Mauel. José acaba la entrevista  proclamando sus enormes ganas de seguir viviendo y disfrutando a pesar de sus múltiples enfermedades.

“Nací en junio del año 1912, voy para 101 años.” Nos cuenta Juan Rodríguez Puga; muy conocido en el Calvario por su famosa peluquería. “Todo lo que tengo lo gané afeitando en mi peluquería, ahora me dedico a pasear y ya llevo casi 36 años sin trabajar. Estoy bien, no me puedo quejar para mi edad; en mi casa me cuidan mucho y en los ratos libres paseo, poco más hago.”

Le preguntamos que opinaba de la dimisión del  pontífice y manifestó. “No sabría  explicarles mucho porque no soy muy católico pero pienso que con esa edad uno tiene que dedicarse a descansar; ya que, por ejemplo yo mismo, a pesar de que conservo todo el sentido y bastante memoria, tengo que reconocer que me faltan muchas facultades. Él hizo bien en dimitir si se dio cuenta de que no podía llevar a cabo las funciones de un cargo de esa categoría. Mi consejo para él es que camine diariamente como yo lo hago, que viva la vida y nada más. “

El Papa tiene que dedicarse de descansar

Por último hablamos con José de 89 años que nos resumió rápidamente su día a día y mando un consejo al aún actual Papa. ”Yo ahora sólo me dedico a comer y pasear nada más, y al señor Papa le digo que tiene que vivir para adelante, que es normal que dimitiese ya que no se le puede exigir tanto a una persona de nuestra edad. Ahora que se dedique a descansar y a disfrutar.”

A pesar del agradable rato que pasamos conversando con todos ellos; nos percatamos de que realmente, esta etapa que están viviendo, es como ellos bien dicen un momento para relajarse y disfrutar de los pequeños placeres y no para ejercer nada de gran responsabilidad. Ya podéis sacar vuestras conclusiones.

 

También te puede interesar