RGPD - Cookies
Ciencia y Tecnología

La OCU detecta dos marcas de hamburguesas con carne de caballo, más grasa de la permitida y mucha más sal de la recomendable

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denuncia que ha detectado dos marcas de hamburguesas (Eroski Basic y Alipende) que contienen carne de caballo sin advertirlo. La organización, que recalca que no estamos ante un problema de seguridad alimentaria, ha analizado, para llegar a esta conclusión, una veintena de hamburguesas frescas envasadas y, a la vista de los resultados, exige una investigación urgente a las administraciones ya que, indica, se trata de un engaño al consumidor, ya que este desconoce que, además de ternera, las hamburguesas llevan carne de caballo.

La OCU ha detectado que 16 de las 20 hamburguesas analizadas también llevan sulfitos, otro aditivo cuya utilidad es inhibir el crecimiento de bacterias y mantener el color original de la carne. Para añadir los sulfitos, advierte, los fabricantes utilizan un “truco legal: denominar a su hamburguesa como burguer meat”, e indica que los sulfitos no son inocuos en cantidades altas, pero alguna de las hamburguesas analizada lleva el 90% de la Ingesta Diaria Admisible (IDA) de sulfitos para un niño, por lo que no debería tomar más sulfitos en ese día, ni añadir kétchup o mostaza.

Otros parámetros analizados son la grasa, el aporte calórico y la sal. La mayoría de hamburguesas supera el contenido de grasa de una pieza de carne vacuno, llegando, en varios casos, al 25%, “porcentajes claramente excesivos, porque a mayor contenido graso, menor contenido proteínico”.La media de aporte calórico encontrado es de 200 calorías por cada 100 gramos de preparado de carne, por lo que a mayor contenido de grasa y mayor tamaño de la hamburguesa, aumentan las calorías. Respecto a la sal, la gran mayoría de las hamburguesas superan, con mucho, el 1% por ciento, que la OCU entiende “excesivo y nada recomendable”.

 

También te puede interesar