RGPD - Cookies

La Guardia Republicana Portuguesa sí que multa por no llevar la Carta Verde

Lo que hace la Guardia Nacional Republicana de Portugal (GNR) es pedir a los conductores extranjeros los papeles del seguro después de detectar que han aumentado los  vehículos que circulan sin él por el país vecino. Así lo ha asegurado el Eixo Atlántico que, en una nota, quiere dejar clara la cuestión «ante las informaciones que se está publicando sobre posibles multas a conductores españoles en Portugal por carecer de la Carta Verde». El Eixo afirma que «lo que la GNR solicita es la constatación de que los vehículos tienen un seguro vigente, ya sea con la Carta Verde, o cualquier otro documento que lo acredite».

Sin embargo, como ha podido constatar vigoalminuto, lo que se exige la Guardia Nacional de Portugal es, exactamente, la ‘Carta Verde’ y, en el caso de que no se presente, impone una multa de 120 €. Esta redacción ha podido comprobar, no solo que no es válida la presentación del resguardo del seguro y mostrar el recibo bancario que acredite que se está al día de pago. También conocemos la respuesta de un agente de la GNR cuando se le mostraron ambos documentos, “eso no vale, lo que precisa es la Carta Verde”, literalmente.

Lo curioso del caso es que la dichosa ‘Carta Verde’ no es exigible, desde 1990, a los conductores de países de la Unión Europea, sino a los foráneos, por eso en España, y en el resto de los países de la UE dejó de pedirse hace 23 años.

Lo que a lo mejor no recuerdan los responsables del Eixo Atlántico es que esta no es la primera vez que el Gobierno portugués toma una medida como esta. A principios de 2010 se puso en marcha una medida similar, después de que fuese posible circular por Portugal únicamente con el resguardo bancario de estar al corriente del pago del seguro. Entonces, como ahora, la Guardia Nacional Republicana de Portugal (GNR) exigía la Carta Verde e imponía sanciones de 30 € (pagaderos al instante)a los conductores que no la llevasen en el coche, como denunciaron, en su día, no solo numerosos usuarios españoles, sino como reconoció la propia GNR desde donde afirmaban que dicha medida era legal, tanto es así que pedían dicho documento también a los conductores portugueses.

 

También te puede interesar