RGPD - Cookies
Destacados Nacional

La economía española cayó un 1,3% en 2012, con mayor destrucción de empleo que en 2011

Si ayer la Unión Europea adelantaba que España no alcanzaría el objetivo de déficit que, por primera vez en la historia sobrepasó el billón de euros, este miércoles el Banco de España ha afirmado que la economía española decreció un 1,3% en 2012. Según las estimaciones del banco central, “la consolidación fiscal, el desapalancamiento del sector privado y la continuada reducción del empleo”, marcaron la tendencia económica el año pasado.

En su último boletín económico, la autoridad monetaria indica que detrás de este descenso del PIB se encuentra una “contracción de la demanda nacional de 3,9%, superior a la del año precedente”, a la que contribuyeron tanto de consumo como de inversión. Por el contrario, la demanda exterior minimizó el impacto de la caída del gasto interno sobre la actividad, con una aportación positiva de 2,6 puntos porcentuales en el promedio del ejercicio, apoyada tanto en el avance de las exportaciones como en el descenso de las importaciones.

Por el lado de la oferta, el Banco de España afirma que todos los sectores productivos  empeoraron sus resultados respecto a 2011, con mayores descensos en industria, servicios de no mercado y, sobre todo, en la construcción, y un crecimiento prácticamente nulo en los servicios de mercado.

Por su parte, el empleo disminuyó a un ritmo superior al de 2011, estimándose un descenso del número de ocupados del 4,3%, en parte como resultado del retroceso del empleo público, que cayó por primera vez desde que se iniciara la crisis.

Mientras se conocían estos datos, difundidos por el Banco de España, el ministro de Economía El ministro de Economía, asegura, en una entrevista que publica hoy el rotativo alemán ‘Die Welt‘,  que «la industria financiera española es hoy más fuerte y sana que nunca y comienza a conceder más créditos al sector privado». Luis de Guindos añade que «existen un par de signos que permiten ver la luz al final del túnel» y que «para el último trimestre del 2013 esperamos alcanzar de nuevo un pequeño crecimiento frente al trimestre anterior». En ese sentido, destaca el éxito en la reducción del nuevo endeudamiento y el déficit de los presupuestos públicos.

«La consolidación de las finanzas públicas crea sobre todo confianza», afirma el ministro, quien recalca que «para el Estado español es ya mas fácil conseguir dinero internacional y también las empresas españolas reciben cada vez más créditos, en parte con condiciones más favorables». De Guindos concluye que «cada vez somos más competitivos frente a nuestros competidores internacionales» y «pueden verlo en las estadísticas: las exportaciones españolas crecen con fuerza y nuestra balanza de pagos mejora».

 

También te puede interesar