RGPD - Cookies
Destacados

Ikea o Media Markt, entre los híper que quieren supeditar el sueldo a las ventas

Una empleada atendiendo a un cliente en el Ikea de A Coruña

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) en la que se encuentran firmas como Ikea, Media Markt, Carrefour o El Corte Inglés quieren condicionar los salarios de sus empleados al consumo -que en la actualidad está en mínimos históricos-, así como suprimirles una paga extraordinaria, eliminar los complementos por trabajar los domingos y festivos y aumentar la jornada laboral en 56,27 horas, de manera irregular los 365 días al año.

Así lo desvelaron los sindicatos que aseguran que estas drásticas medidas propuestas por la patronal afectarían directamente a más de 230.000 trabajadores a lo largo y ancho de nuestro país.

Los híper incluyeron esta batería de medidas para capear la crisis en la negociación del convenio colectivo que pretenden que tenga una vigencia de cuatro años, es decir, hasta 2016.

Según lo que quiere ANGED, los empleados que pasen a plantilla estarán en el llamado grupo de inicio durante 5 años. Tras ese tiempo tendrán que someterse a un examen para subir al de profesionales.

En cuanto a la supresión de la paga extraordinaria esté o no prorrateada se llevaría a cabo hasta que la venta recupere los niveles de 2008, también se establece que si para cuando finalice el convenio colectivo dichas ventas son inferiores a 50 puntos a 2005, se bajarán los salarios un 5%. Si la caída de las ventas se sitúa entre 5 y 2 puntos, entonces la rebaja de los sueldos será del 2%.

Asimismo, la patronal de grandes empresas quieren establecer un nivel de ventas por centros, es decir, que si un centro registra una caída de las ventas durante dos trimestres consecutivos, se les quitaría a los empleados otra paga extra más, o la parte correspondiente del salario.

Con respecto al aumento de la jornada, ésta aumentaría de 1.770 horas anuales a 1.826,27 y además, sería irregular durante todo el ejercicio.

La propuesta de los empresarios de las grandes cadenas ya ha sido rechazada de lleno por los sindicatos.

También te puede interesar