RGPD - Cookies
Vigo al día

[email protected] por la compra de Preferentes toman el salón de la Diputación de Pontevedra

El presidente de la Diputación aseguró este viernes, en una reunión con los alcaldes de la provincia y con portavoces de las plataformas de Afectados por la compra de Preferentes, que el organismo provincial aprobará en Pleno instar al Banco de España, al Ministerio de Economía, al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), la Unión Europea y Novagalicia Banco, que atienda todas las solicitudes de arbitraje que se presenten, que no se lleve a cabo quita alguna sobre las cantidades depositadas por los afectados, “que el pago se haga en dinero, no en participaciones, acciones o bonos” y solicitar una reunión con el presidente de NGB, José María Castellanos, con los alcaldes de los concellos donde hay afectados, y con la Diputación, “para que nos explique en qué situación estamos”.

Rafael Louzán, se comprometió, tras la intervención del portavoz de los afectados de O Rosal, a que no se aplique la Ley 9/2012, que considera a los impositores inversores, no ahorradores, agilizar los trámites de arbitraje para que se agilicen los 35.000 expedientes pendientes (hasta la fecha solo se han resuelto 12.000) y a que se considere a quienes tienen participaciones preferentes como impositores- ahorradores.

Varios de los portavoces de los afectados acusaron al Partido Popular, “que en este momento tiene responsabilidades de Gobierno en Madrid, en Galicia y en la Diputación” de haber aprobado la mencionada ley “que nos considera inversores, no ahorradores”. Este es el motivo, recalcaron, por el cual “estamos ocupando los concellos gobernados por el PP, porque fue el PP quien nos prometió impulsar el arbitraje y lo paralizó al día siguiente de la Elecciones Gallegas, y no nos da respuesta a nuestros problemas”.

Además de ello responsabilizaron al Partido Popular y al propio Louzán de “habernos mentido”, puesto que “se comprometió a hacer gestiones delante de la Xunta y el Gobierno para acelerar estas soluciones y no se ha hecho”. Por su parte el presidente de la diputación recordó que varias organizaciones de afectados “primero se negaron al arbitraje y ahora lo piden”, subrayó que el organismo que presente abrió, “en la oficina de consumo”, un gabinete de ayuda, legal y administrativa, a los afectados, “y no hemos dudado en duplicar su personal, y lo haremos, de nuevo si es necesario”. Además de ello, recordó que “Galicia es el único lugar donde se han tramitado 12.000 solicitudes por parte del árbitro, mecanismo puesto en marcha por la Xunta”.

Rafael Louzán no dudó en calificar de “estafa de una entidad financiera”, la venta de estos productos y recalcó que, pese a que la Diputación no tiene competencias en esta materia, “entiende que es un tema social de extraordinaria gravedad y que seguiremos atendiéndolo”.

Los afectados no dudaron en arremeter contra el propio presidente, la Xunta, el Gobierno central y el Partido Popular, asegurando que “son ustedes, los que no quieren darnos una solución, no olviden que Novagalicia Banco es estatal y que ustedes mandan en la mayoría de las administraciones, empezando por el Gobierno”.

Por su parte, la gerente del Instituto Galego de Consumo (IGC) afirmó que este organismo “tarda 48 horas en dictar un laudo “una vez que tenemos respuesta del banco”, además, adelantó, “estamos en disposición de atender todas las solicitudes que nos lleguen, todas ellas”. La responsable del IGC apuntó que la responsabilidad del control de la venta de estos productos y de el cumplimiento de sus condiciones corresponde al Banco de España y a la Comisión Nacional del Mercado de Valores y que la Unión Europea no permite el pago de lo invertido si no hay una sentencia judicial o un dictamen arbitral.

Entrada en el salón

La reunión llegó a un punto de máxima tensión cuando parte de los miles de concentrados ante la sede de la Diputación entraron en el salón de plenos, increparon a los alcaldes y al presidente del organismo provincial, con gritos de «¡sinvergüenzas!, ¡mentirosos!, ladrones!» y les exigieron que, “si no cobramos el dinero que nos han estafado dimitan de sus cargos y abandonen la disciplina del PP, ¡así quedará claro si están aquí por el dinero o para servir al pueblo!”.

 

También te puede interesar