RGPD - Cookies

Ceden su piso gratis a una familia que haya sido desahuciada

La crisis. Saca lo peor de los gobernantes y lo mejor de las personas. Aquellos se retratan ocultando su incapacidad y estos lo hacen aportando ideas, soluciones, tiempo o interés. Isabel y su marido son el ejemplo de esto último. Estos asturianos, que han tenido que trasladarse a Bilbao, comentaban las noticias del Telediario sobre los desahucios y de la charla surgió una idea: ceder gratuitamente el piso que tienen en Gijón, que aún están pagando, a una familia que lo necesite.

La idea saltó de los comentarios de la sobremesa a este anuncio en el diario La Nueva España, en el que ofrecen ceder su piso, durante un año, y sin cobrar nada. Así mismo se lo explicaba Isabel, este miércoles a vigoalminuto, «lo único que pensamos es que tenemos un piso en Gijón en el que no vivimos y que puede hacerle falta a alguien que la necesita”. Isabel asegura que tanto ella como su marido, “que fue quien tuvo la idea”, no podían seguir mirando a otro lado cuando veían como miles de personas se quedaban sin casa con las ejecuciones hipotecarias. Y, sin más, decidieron ceder su piso, completamente amueblado, de dos dormitorios, situado en la Plazuela San Miguel de Gijón, “que solo usábamos cuando íbamos de vacaciones y que el resto del año está vacío”.

El matrimonio, que ha recibido más de 800 llamadas, ha puesto dos condiciones para ceder su piso, “una es dejarlo, en principio, durante un año y la otra que la familia que vaya a vivir a ella esté en una mala situación a causa de la crisis”. Para cubrir la primera condición, según ha comentado un abogado a vigoalminuto, es necesario hacer lo que se llama una cesión en precario, en el que hay que especificar una casa concreta para ceder gratuitamente la propiedad, “la misma podría ser la propia necesidad de la familia a la que se le deje vivir en la casa por el hecho de que ha sido desahuciada de la suya y no tiene medios económicos para hacer frente a un alquiler”.

Para cumplir la segunda, Isabel y su marido, que este fin de semana irán a Gijón, “es que las personas que opten a ella nos demuestren documentalmente su situación”. Para constatarlo, pedirán a los candidatos una certificación de su vida laboral y comprobarán que quien necesita el piso haya perdido su empleo durante estos años de crisis.

“Nos han llamado personas con problemas sobrecogedores…tenemos que conseguir que quien se vaya a vivir allí sean las que más lo necesiten…por eso daremos preferencia a quienes tengan hijos a cargo, ancianos, discapacitados o dependientes”, comenta Isabel . Por ello, el matrimonio va a tomarse el tiempo que sea necesario, “queremos actuar responsablemente y  que quien se vaya a vivir a casa lo necesite imperiosamente”.

También en Valencia

El caso de este matrimonio, no es único. Este mismo jueves se ha sabido que una promotora de  l’Alcúdia., Valencia, ha puesto a disposición del ayuntamiento 25 viviendas que son propiedad de un constructor afincado en Madrid para que las destine a alojamiento de personas o familias que se queden en la calle como consecuencia de un desahucio.

Los 25 pisos que el consistorio tiene desde ahora a su disposición y que serán alquilados a 50 € al mes,  fueron construidos durante la época de la burbuja inmobiliaria, pero nunca han sido ocupados.

 

También te puede interesar