RGPD - Cookies
Destacados

La pobreza infantil se ha incrementado un 45% en España desde 2007

Quien lo ha constatado es el Observatorio Social de España (OSE), tal y como refleja el estudio ‘El impacto de la crisis en las familias y en la infancia entre 2007 y 2009’, realizado por el propio OSE y la Universitat Pompeu Fabra (UPF). El mismo, presentado este martes en Barcelona, señala que se han creado nuevos escenarios de “malnutrición, la desescolarización y mayores dificultades para acceder a la sanidad”.

El profesor de Sociología de la UPF Sebastià Sarasa, uno de los autores, ha alertado de que la situación se ha agravado porque las políticas sociales en España no han sido reajustadas en los primeros momentos de la crisis, y continúan beneficiando a las clases medias con acciones orientadas a «cubrir mínimos«. La poca eficiencia de las medidas destinadas a paliar la pobreza infantil ha expuesto la aparición de nuevos fenómenos como la malnutrición, ya que muchos niños «no tienen cena«; la dificultad de acceder a la sanidad, que afecta sobre todo a inmigrantes por la obligatoriedad del empadronamiento, y la desescolarización.

Este último factor, que tiene relación con el primero, se produce, en parte, por la reducción de las becas comedor en las escuelas, provoca que algunos menores vayan a comer a casa y muchas veces ya no vuelvan a la escuela, ha indicado la coordinadora del estudio, Mónica Clua-Losada que ha añadido que también “está derivando en un marcado fracaso escolar».

De acuerdo con el informe, “España está a la cabeza de los países de la UE donde los menores están más expuestos a la pobreza severa», especialmente las familias monoparentales de inmigrantes extracomunitarios, lo que convierte a las mujeres como principales sustentadoras.

En el mismo sentido, el director del Observatorio y catedrático de Ciencias Políticas de la UPF, Vicenç Navarro, ha indicado que “el gasto público social por niño en España es el más bajo de la UE de los 15”, una situación que ha empeorado en los tres últimos años: “los que ya eran pobres, son mucho más pobres».

Todo ello ha supuesto que se haya incrementado en tres puntos el riesgo de exclusión social en los últimos dos años, pasando de 16,7% al 19,8%, mientras que en los hogares con hijos se ha producido un incremento del 26%.

 

También te puede interesar