RGPD - Cookies
Destacados Internacional

El dictador sirio y el Papa ‘amigos’ por carta

Mientras los muertos en la segunda ciudad de Siria,  Alepo,  se acercan ya a los 200, tras el asedio por aire y tierra del Ejército del dictador Bashar Al Assad, en cambio, de lo que más se está hablando en las últimas horas es de una nueva información lanzada por WikiLeakls que asegura que, cuando ya habían comenzado las protestas en el país africano, hubo cartas entre el Vaticano y el líder del régimen.

Según podemos leer en Público,  Al Assad y Benedicto XVI se estuvieron escribiendo cartas cuando estallaron las manifestaciones en contra del Gobierno sirio, con lo que la Santa Sede mantiene en el conflicto sirio una doble moral.

En concreto, Al Assad envió al Papa Benedicto XVI un telegrama en abril de 2011 -en pleno estallido de las revueltas árabes no sólo en sirio, sino en otros países africanos- para felicitarle por su sexto aniversario al frente de la Iglesia católica.

«Me gustaría aprovechar esta oportunidad para expresarle mis mejore deseos de felicidad y buena salud«, escribió el dictador sirio, al tiempo que agregó que  «las duraderas relaciones entre la República Árabe de Siria y el Vaticano son testimonio de los fuertes lazos que unen a nuestros dos pueblos. Esto me hace confiar en que nuestras relaciones serán incluso más fuertes en los próximos años».

La información desvelada parte de un cable confidencial de la embajada de EEUU en los que se titula sin tapujos ‘Los otros intereses del Vaticano en Oriente Medio’. Tal y como recoge el documento, la Santa Sede siempre ha buscado mantener «una relación correcta» con el régimen de Al Assad, llegando a ser mucho más crítica con las políticas en Irak que con las del dictador sirio.

Esta actitud por parte del Vaticano estaría justificada porque Damasco es la sede de la iglesia siria ortodoxa y, teniendo en cuenta la importancia comunidad católica, lo importante es mantener unas relaciones cordiales entre las partes.

De hecho, unos 2 millones de sirios son católicos, por lo que, el país y el Vaticano estarían tratando de mantener las formas.

También te puede interesar