Vigo al día

En una cafetería de Vigo le piden el ticket a los clientes para dejarles usar el baño

Y es que  antes de dejarles acceder al mismo, un empleado les para y les exige el ticket de caja y se queda con él, o lo marca, rasgándolo una vez por cada una de las consumiciones que se hayan servido. vigoalminuto lo ha comprobado este domingo en Di San Remo, en Samil, durante la celebración del Festival Aéreo: varias personas hacían cola ante las escaleras que llevan a los váteres del establecimiento donde un señor no permitía el paso a nadie, daba igual la edad o la necesidad, que no le entregase el resguardo que justificase que había hecho gasto en el local.

Eso sí, esto no se indicaba en ningún cartel, tal y como exige el Decreto 108/2006, de 15 de junio, por el que se establece la ordenación turística de los restaurantes y las cafeterías de la Comunidad Autónoma de Galicia que, en su artículo 27, dice, “la información ofrecida al usuario deberá ser veraz, completa y objetiva sobre las características de todos y cada uno de los bienes y servicios que se le ofrezcan y del precio de los mismos, a fin de facilitarle la elección más adecuada a sus intereses” y, como pudimos constatar en ninguna parte de la cafetería se informaba, por escrito, como también se exige en la normativa, ni de que había que pagar por mear, cuánto costaba hacerlo o de que si en una mesa se sientan dos personas y una se toma una Coca-Cola y otra no pide nada, solo una de ellas puede ir a aliviarse.

El mismo requisito se exige en el artículo 11 del mencionado decreto que indica los restaurantes y las cafeterías tienen la consideración de establecimientos de utilización pública y su acceso es libre, sin perjuicio de que éste pueda condicionarse al cumplimento de reglamentos de régimen interno, que no podrán contrariar lo dispuesto en la legislación vigente y que debidamente visados por la Administración deberán anunciarse de forma destacada en los lugares de acceso al establecimiento”.


Es decir, que si no se permite ir al retrete a quien no consuma, habría que colocar un cartel que pusiese algo como “si quiere mear pase por caja”, “para hacer pis hay que tomarse un helado” o “si tiene un apretón pague primero su consumición”.

En su defensa, el controlador  nos dijo que esto solo pasaba por el Festival Aéreo y que, además, alguien había arrancado los rótulos donde se informaba de esto, añadiendo que hay unos servicios públicos fuera. Y en esto último tiene razón, los hay, y cerca de la pista de baloncesto, pero, la misma norma deja bien claro que las personas que están sentadas a la mesa o en la barra de una cafetería son clientes y pueden usar  el servicio.

 

También te puede interesar