RGPD - Cookies
Vigo al día

Vuelve a encadenarse a la entrada de los juzgados para pedir justicia

No es la primera vez que llama la atención sobre su caso manifestándose a la entrada de los juzgados de Vigo, es Ángel Jesús Muñiz, al que empieza a conocerse popularmente como ‘el encadenado’ quien, hace años  reclama la reapertura de  un asunto que data de hace casi 10 años. Muñiz, que además es presidente de la Asociación STOP y fue en el número 6 de la lista de ‘Los Verdes’ en la últimas Elecciones Municipales, acusa a su socio de “falsificar” su firma para engañar al notario y que certificase que había recibido 24.000 € por la venta de su parte de un taller que tenían en común.

“La firma es falsa”, clama Ángel, entregándonos una cuartilla en la que se comparan, con anotaciones grafológicas, las diferencias entre la verdadera y la que figura en los documentos legales. Sin embargo, pese a que, para un profano no habría duda de que ambas rúbricas no se parecen, varios peritos grafólogos atestiguaron en su momento que la letra sí podría ser la de Muñiz y el juez falló en su contra, sentencia que confirmó, posteriormente,  la Audiencia Provincial.

Fue entonces, corría el año 2008, cuando Ángel se encadenó por primera vez en los juzgados, una acción a la que siguieron otras, como su participación en varios programas de televisión, denunciando su caso, su constante presencia en manifestaciones de toda clase o su intercambio de palabras, en 2009, con el entonces ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, durante una visita a la ciudad. Tras aquella charla , en la que el ministro le prometió que se estudiaría de nuevo su caso, el juzgado estimó nuevas pruebas y fue entonces cuando expertos grafólogos, en este caso de Madrid, examinaron, una vez más las firmas, llegando a la conclusión de que no podían asegurar quién era su autor, lo que supuso que el juez sobreseyese, definitivamente, el asunto.

Sin embargo, ello no ha amilanado a este hombre que pide que se le deje demostrar que no ha cobrado esos 24.000 €, “si fuese así habría algún rastro contable”, repite, al tiempo que recalca que “esto parece más una trama mafiosa que un estado de derecho” y sigue exigiendo su derecho a que se repare “esta injusticia que se ha cometido conmigo”.

 

También te puede interesar