RGPD - Cookies

La prensa mundial habla de ‘rescate’ a España

Así puede leerse en la mayoría de los más influyentes de Alemania, Francia, Estados Unidos o Italia. «España quiere pedir ayuda a sus socios del euro» titula el Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung, que destaca que «España cedió el sábado a las presiones de los estados del euro y anuncio la intención de su gobierno de pedir créditos de ayuda del fondo de crisis FEEF para sus bancos tambaleantes». Añade que el ministro español de Economía quiso dejar muy claro que «se trata únicamente de ‘ayuda financiera’, pero no de un ‘rescate’ de España”. El rotativo subraya que «los países del euro querían proteger a Madrid antes de las elecciones griegas del domingo próximo, cuando la crisis podría agravarse aun mas ante un posible triunfo de las fuerzas radicales». «El ministro federal de Finanzas, Wolfgang Schäuble, celebró la decisión sobre las ayudas financieras a España. Ahora el país debe negociar la reestructuración de su banca con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE)”.

El Süddeutsche Zeitung titula en su edición digital «Los países del euro ayudarán a España con hasta 100.000 millones» y, continúa, «tras semanas de indecisión, Madrid solicitará ayudas del fondo de rescate europeo para sus castigados bancos». «España es tras Grecia, Irlanda y Portugal el cuarto país que recibe ayudas de los fondos de rescate. Pero frente a los otros países, a la cuarta economía de la zona del euro no se le exigirá a cambio un estricto programa de ahorro a cambio de las ayudas».

Por su parte, en Francia,  «Le Monde» dice que  “España se ha convertido en el nuevo enfermo de Europa«. El periódico explica que el «milagro económico español ocultaba profundos desequilibrios»; por su parte «Le Figaro», en su edición digital, se limita a señalar que «España va a pedir la ayuda europea para sus bancos«, asegurando que «España está inmersa en una crisis compleja”. Le Parisien’ recalca que “los líderes europeos han enviado una señal muy fuerte a los mercados» y advierte  que, «una vez reflotado el sistema bancario, España no saldrá sin embargo del carril de la crisis», alertando de que existe en el país otra «bomba de relojería que tiene aún que resolverse: la deuda de las autonomías en materia de salud. Desde hace dos años, por la crisis, muchos hospitales no pagan sus facturas».

Por su parte, el «Journal du Dimanche«, titula «España pide la ayuda financiera de Europa» y destaca que Luis de Guindos, evitó la referencia a un «rescate» para denominar la ayuda financiera a la banca. ‘Sudouest’, dice «España lanza un SOS por sus bancos» y explica que «Madrid se resignó el sábado a pedir la ayuda de Europa para salvar a sus bancos».

En Italia, el diario económico milanés ‘Il Sole 24 Ore’ informa de que el acuerdo del préstamo llega después de que el Gobierno de España «cediera a las presiones internacionales« y que esta ayuda se efectuará a cambio de una reestructuración del sector crediticio, aunque «el desafío está en la negociación de los detalles técnicos del acuerdo”. «España salva la cara. Se ve obligada a pedir la ayuda de la Unión pero solo en un modo específico para apoyar a los bancos. Y tendrá sin duda que someterse a las condiciones de Bruselas además de la supervisión del Fondo Monetario Internacional, pero solo en lo que respecta a la reestructuración del sistema financiero», continúa el diario.

El «Corriere della Sera» dice «Europa salvará los bancos españoles a cambio de la reforma financiera». El diario recalca que, con este préstamo, el Eurogrupo quiere «evitar un eventual contagio en otros países de la moneda única», y el hecho de que los tres países ya rescatados puedan ahora pedir una renegociación de sus compromisos adquiridos dadas las condiciones en las que Madrid recibirá esta ayuda.

Por su parte ‘Time World’ titula, ‘You say tomate, I say Rescate’ y, tras recordar que hasta hace unos días el Gobierno español negaba que esto fuera a producirse,  añade que el responsble de Finanzas, Luis De Guindos se resistió a usar la palabra rescate y es que en los tres países que han precedido a España en el territorio del rescate, Grecia, Irlanda y Portugal, la asistencia, no sólo trajo consigo nuevas demandas financieras de la llamada «troika» (formada por la Unión Europea, el FMI y la Unión Europea Banco Central), sino que vino con condiciones políticas muy dolorosas, más impuestos y reformas laborales”.

El ‘New York Times’ ‘España acepta que Europa rescate a sus bancos en dificultades y, como otros medios subraya que “en respuesta a las peticiones cada vez más urgentes de toda Europa y los Estados Unidos, España , accedió a aceptar un plan de rescate para sus bancos, sedientos de dinero”.

 

También te puede interesar