Vigo al día

La cuidadora acusada de sedar a bebés en la guardería La Camelia, niega los hechos

El trankimazin que se encontró en su casa se lo había recetado su médico y las pastillas que faltaban en la caja se las tomó ella. Eso ha declarado N.V.G., la cuidadora de la Guardería La Camelia, a la que desde este lunes se juzga tras ser acusada de sedar a varios bebés. La imputada, que  empezó su declaración esta mañana en la Sección Quinta de la Audiencia Provincial, que tiene su sede en la ciudad, además de negar que hubiese dado tranquilizantes a los pequeños, afirmó que su relación con las compañeras de trabajo era normal y aseguró que la directora del centro “estaba algo obsesionada con los niños que no lloraban”.

Por su parte, la directora, A.V.G., considerada por el fiscal responsable civil subsidiaria, defendió la contratación de la cuidadora a la vista de la entrevista personal que tuvo con ella y a las referencias que había pedido a otra guardería en la que había trabajado. En esta no le comentaron nada extraño, “de haberlo hecho sería la primera en decidir que no la contrataba”. Además, indicó que, tras los hechos, había sospechado de N.V.G. porque había sido la última que se había incorporado a la plantilla de La Camelia.

 

También te puede interesar