Vigo al día

Han pasado más de tres años y sigue sin aclararse cómo murió Ramón Ortega Quina

Susana Quina y Meritxell Ortega, llevan más de tres años preguntando cómo murió Ramón Ortega Quina, su hijo y hermano, respectivamente. La madrugada del 19 de diciembre de 2008, el cuerpo de Ramón, de 21 años, apareció ante una cabina de teléfonos de la rúa Torrecedeira y, desde entonces, nadie ha podido decir con certeza qué, quién o cómo falleció.

La investigación judicial es contradictoria y, pese a que en un principio concluyó que se había tratado de un accidente, la madre y la hermana de Ramón no creen que se hayan seguido todas las pistas para que pueda descartarse que la muerte no fue causada por otra persona, tal y como apuntaban, en un primer momento, las pesquisas de la Policía, y no descartaba la autopsia.

Por ello, hace siete meses, recurrieron ante la Audiencia Provincial el dictamen de la juez que instruyó el caso, pidiendo que siga la investigación y que se busque a una mujer que declaró a la TVG que su hijo, que estaba en el balcón a las 3 de la madrugada de aquel 19 de diciembre de 2008 y lo vio todo; que se aclaré porqué no se ha tenido en cuenta el testimonio de otra testigo, que regenta un kiosko en el lugar en el que apareció el cuerpo del joven, y que vuelva a tomarse declaración a la ex novia de Ramón y a la entonces pareja de esta, un hombre con el que la víctima no se llevaba bien.

“No sabemos cómo está la investigación judicial, si sigue abierta, si se está haciendo algo o si han dejado de buscar pruebas o testigos que puedan descartar o confirmar que mi hijo murió accidentalmente o lo mataron”, comenta Susana. Además, también desconocen si se han hecho más intentos para localizar a una pareja que, según declaró uno de los testigos, salió corriendo del lugar de los hechos poco antes de que fuese encontrado el cuerpo de Ramón.

En esta lucha, recalca Susana, “estamos solos”. Aunque han recibido el apoyo del resto de la familia y de amigos, no siempre han contado con la comprensión de responsables y organismos públicos que, como ha podido verificar esta redacción, o no nos han atendido cuando nos hemos interesado por el mismos, o no han querido contestar a preguntas como ¿en qué momento está la investigación policial?, ¿se está buscando a las personas que pudieron ver algo más aquella noche?, y, si no es así, ¿por qué?

Quien sí se ha comprometido a recibir a la familia de Ramón y darle el apoyo que esté en su mano, es el alcalde. Preguntado por vigoalminuto sobre este tema, Abel Caballero garantizó que tendría un encuentro con ellos “en el mismo momento en que lo soliciten” y, pese a recordar que se trata de un asunto que está en vía judicial, sí está dispuesto a ver de qué manera “podemos ayudar desde el Concello”.

 

También te puede interesar