RGPD - Cookies
Destacados Internacional

Las fuerzas de Assad han ejecutado,sólo en marzo, degollándolas, a puñaladas o a tiros, a 85 personas, en su mayoría civiles

Al menos 85 personas han sido víctimas de ejecuciones sumarias cometidad por las fuerzas leales al presidente Bashar el Assad durante el mes de marzo. Así se acredita en varias investigaciones realizadas por Human Rights Watch (HRW), organización que ha documentado 101 ejecuciones, sin juicio, de civiles y de milicianos capturados desde finales de 2011.

HRW describe el caso de ‘Louai’, un vecino del barrio de Baba Amr en Homs al que han podido entrevistar. ‘Louai’, que mantiene su verdadero nombre en el anonimato por miedo a represalias, relata cómo el 2 de marzo los militares entraron en la casa de su vecino, sacaron a los cuatro hombres y los degollaron a la vista de sus propios familiares. Después entraron en la casa de ‘Louai’ y, aunque él y su hermano levantaron las manos en señal de rendición, fueron tiroteados. Él resultó herido y su hermano murió.

HRW denuncia que las fuerzas gubernamentales y progubernamentales no solo han ejecutado a combatientes de la oposición que habían capturado o excombatientes que habían dejado la lucha y no suponían amenaza alguna, sino que también han ejecutado a civiles que igualmente no suponían ninguna amenaza para las fuerzas de seguridad. ” Las fuerzas sirias han ejecutado a personas a sangre fría, civiles y combatientes de la oposición por igual», ha explicado el investigador para emergencias de HRW, Ole Solvang. «Lo están haciendo a plena luz del día, frente a testigos. Evidentemente sin preocupación alguna sobre las posibles implicaciones de sus crímenes», ha añadido.

El documento, ‘A sangre fría: Ejecuciones sumarias por las fuerzas de seguridad sirias y milicias progubernamentales’, advierte sin embargo de que el número total de ejecutados podría ser mucho mayor. «El número exacto de víctimas de ejecuciones extrajudiciales es imposible de verificar dadas las dificultades de acceso», indica HRW.

En concreto, denuncia 101 ejecuciones desde finales de 2011, de las cuales, en 85 fueron asesinados civiles que no participaban en los combates y 16 milicianos insurgentes ya capturados o heridos. En cuanto a los 85 casos documentados solo en marzo, el 11 de marzo fueron ejecutados 13 hombres en la mezquita de Bilal (Idlib); el 3 de marzo fueron ejecutados 25 hombres durante una operación de registros en el barrio de Sultaniya, en Homs; y otras 47 personas, la mayoría mujeres y niños, fueron ejecutadas entre el 11 y 12 de marzo en los barrios de Adwiyya y Karm al Zaytoun de Homs. El Ejército, solo o en colaboración con las milicias prorrégimen conocidas como Shabeeha, capturaba a los civiles que huían de la ofensiva, y eran asesinados a tiros o puñaladas.

Además de estas ejecuciones, Human Rights Watch  ha podido demostrar que, desde finales de 2011, «cientos de personas han muerto» como consecuencia de los bombardeos de la artillería, el fuego de francotiradores y la falta de asistencia médica en las ciudades y pueblos considerados como favorables a la oposición.

 

También te puede interesar