RGPD - Cookies
Destacados Nacional

El conseller de Interior de Cataluña dice que las cargas de la Policía el día de la huelga fueron necesarias

El conceller de Interior de la Generalitat ha defendido el uso de gases lacrimógenos contra los manifestantes durante la huelga general en Barcelona porque «en lugar de los 300 habituales, había 2.000 ó 3.000 violentos«. Felip Puig ha asegurado en declaraciones a TV3 que la actitud de estas personas era “más que extrema” y que había que hacer algo. Ese algo fue echar mano de métodos que no se habían empleado anteriormente que, reconoció, que fueron más duros que en otras ocasiones.

“Hasta ahora eran unas 200 ó 300 personas, pero en esta protesta con 80.000 personas que se manifestaron pacíficamente, hubo unos 2.000, 3.000 ó 4.000 que se hicieron cómplices, ayudaron y se adhirieron a los violentos”, recalcó el conseller.

«A veces se producen incidentes en los que pagan justos por pecadores, por eso insistimos en que los pacíficos se alejen, porque muchos se quedaron mirando», señaló Puig quien admitió que algunos violentos usaron a la población como “escudos humanos”.

 

También te puede interesar