RGPD - Cookies
Deportes

Pese a las dificultade del tiempo, la Liga de Cruceros de Baiona brilló

Durante la jornada de ayer, domingo, se tenía que haber disputado la gran final de la Liga de Cruceros que organiza el Monte Real Club de Yates, pero el viento casi no se dejó sentir en la Bahía de Baiona, cediendo al calor de la mañana que lo disipaba en apenas unos minutos.

Del sábado había quedado pendiente el desenlace del Grupo Par, tras haberse clasificado en el Impar las tripulaciones de Miguel Lago y Javier Rey, las de Fernando Yáñez y Javier Martínez Valente y la de David Álvarez.

Cuando estaba a punto de suspenderse la regata, afortundamente, el oeste empezó a imponerse al calor, sosteniéndose firmemente durante una hora escasa, el tiempo suficiente para montar un campo de regatas con 0,3 millas de recorrido al viento, con dos ceñidas y dos popas.

Se completó una manga, y se validó una segunda, recortada en la segunda subida, ante la inminente caída del viento.

Pedro Núñez, con un acertado José de la Gándara en el cañín se llevó las dos pruebas. Julio Freijido hacía dos segundos y María Campos un tercero y un cuarto, por lo que este podio del Grupo Par obtenía el pase a la gran final, que se disputará el sábado 12 de mayo, ante las nulas condiciones de hoy.

Las chicas de Campos serán las únicas representantes femeninas en la final, con claras opciones de podio tras su excelente actuación de ayer, donde han demostrado que han sabido cogerle el ritmo a la competición a medida que han ido pasando las semanas y participando en más pruebas desde el pasado mes de enero.

Tras la comida servida por el Club de Yates a todos los participantes de la Liga de Cruceros, el Comodoro del Monte Real, Miguel Lago, le hizo entrega de una placa de agradecimiento a Juan Carlos de Ana, en representación del Club de Vela de Zamora, por su interés y participación consecutiva en la Liga, en esta tercera edición con dos equipos zamoranos.

También te puede interesar