RGPD - Cookies
Comarcas

600.000€ para garantizar la seguridad ante crecidas de los ríos del Baixo Miño

La Xunta desembolsará unos 600.000€ para conseguir una solución a largo plazo que garantice la seguridad de la población en el caso de crecidas en los ríos Sobral y Viladesuso, en el ayuntamiento pontevedrés de Oia. Así lo anunció a última hora de ayer el director de Augas de Galicia, Francisco Menéndez, que presidió un acto con vecinos de la zona en el que explicó la redacción del proyecto constructivo comenzará de inmediato.

Los incendios que sufrió Galicia en verano del 2006 afectaron a la zona de Oia, y sobre todo a la cuenca del río Viladesuso, donde afectó a más de un 88% de su superficie total. Esto fue el factor diferenciador del comportamiento del río, tanto de las lluvias de 2006 posteriores a los incendios, como del episodio de lluvias de octubre de 2011.

Precisamente, los incendios del 2006 produjeron un cambio brusco en el tipo de suelo de la cuenca. Este proceso transformó una cuenca en equilibrio en una cuenca torrencial en desequilibrio y, por lo tanto, se propone un trabajo de estabilización de una cuenca que ahora tiene un comportamiento torrencial.

Lo primero en la actuación prevista pasa por la reforestación de la cuenca fluvial y después se construirá una barrera permeable para retener los sedimentos sólidos de gran tamaño que arrastra el río consecuencia de su nuevo carácter torrencial.

En cuanto a la tercera medida que se llevará a cabo es un conjunto de pequeñas actuaciones en zonas puntuales del canal del río, como el aumento de sección de puentes y secciones encaminadas a evitar los desbordamientos, la protección de márgenes para evitar erosiones y fallos en la cimentación de los muros.

También te puede interesar