RGPD - Cookies
Destacados Internacional

El gobierno de Cuba desmiente que Wilmar Villar fuese un disidente y que estuviese en huelga de hambre

Estaba encarcelado por agredir a su esposa y causarle graves lesiones en la cara, tal y como fue denunciado por su suegra; además cuando iba a ser detenido agredió a los agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). Esta es la versión que ha dado el gobierno de Cuba sobre el encarcelamiento del Wilmar Villar que murió la madrugada de este jueves, hora española, en una cárcel de aquel país. Según el comunicado del ejecutivo cubano, hecho público a través del portal web cubadebate, Villar fue condenado el pasado 25 de noviembre por los mencionados delitos y nunca estuvo en huelga de hambre.

El gobierno cubano recalca que era un preso común que no tenía ninguna vinculación con la disidencia antes de ser encarcelado y que su integración con elementos contrarrevolucionarios «comenzó en Santiago de Cuba, allí estos “le hicieron creer que su presunta pertenencia a los grupúsculos mercenarios le permitiría evadir la acción de la Justicia». Tras establecerse estos vínculos, continúa el comunicado oficial, y a través de «una intensa campaña internacional difamatoria», presuntamente encabezada por agencias de prensa extranjeras, particularmente de Miami, «se ha presentado a Villar como un supuesto disidente que falleció tras realizar una huelga de hambre en prisión».

Las autoridades cubanas recalcan que sus argumentos pueden respaldarse con «abundantes pruebas y testimonios que demuestran que no era un disidente ni estaba en huelga de hambre«.

En relación con su enfermedad y el posterior tratamiento médico, el gobierno de La Habana indica que Villar fue ingresado de urgencia el 13 de enero en el hospital provincia Saturnino Lora al presentar síntomas de neumonía severa en el pulmón izquierdo, e insiste en que «recibió todas las atenciones para este tipo de afecciones, aplicándosele ventilación y nutrición artificial, fluidoterapia, hemoderivados, apoyo con drogas vasoactivas y antibióticos de amplio espectro de última generación«. Sus familiares más cercanos, continúa la nota, “estuvieron al tanto de todos los procedimientos que se emplearon en su atención médica, además de reconocer el esfuerzo del equipo de especialistas que lo atendió».

La Habana explica que el fallecimiento se debió a un fallo multiorgánico secundario a un proceso respiratorio séptico severo, que llevó al paciente a un shock por sepsis, y termina diciendo: «Cuba lamenta la muerte de cualquier ser humano, condena enérgicamente las burdas manipulaciones de nuestros enemigos, y sabrá desmontar esta nueva agresión con la verdad y la firmeza que caracteriza a nuestro pueblo».


 

También te puede interesar