Vigo al día

El alcalde presupuso que habría presupuestos, y no

Pese a que se había reunido con todo su gobierno para poner a punto las cuentas, al anuncio reiterado de inversiones en humanizaciones, incremento de tasas e impuestos y la reiteración de que la ciudad seguiría adelante, el alcalde ha confirmado que no habrá presupuestos de 2012 y que prorroga los del año pasado. Eso sí, Abel Caballero ha señalado que la prórroga es  hasta marzo y ha desvinculado este hecho de la imposibilidad para sacarlos adelante estando en minoría en la Corporación, en la que el PSOE tienen 11 concejales, por 13 del PP y 3 del BNG.

Precisamente, los nacionalistas, de quienes el alcalde dijo una y otra vez que aprobarían las cuentas “porque así figuraba en su programa electoral”, le habían exigido para negociarlas dos condiciones irrenunciables: que convocase a la Junta de Portavoces, lo que incluiría adelantar el proyecto de presupuestos al PP, y que se cumplieran los acuerdos plenarios. Algo que, por supuesto ha sido desmentido por el regidor.

Abel Caballero ha culpado al nuevo Gobierno del que dijo ha “causado incertidumbre en los ayuntamientos con sus decisiones y citó que no se sabe de qué manera va a afectar la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles, la popular contribución, en el ámbito local ; que desconoce la cantidad que va a percibir la ciudad en el Fondo de Cooperación Local (algo que tampoco sabía en las mismas fechas del año pasado) y que tampoco se conocía el plazo de devolución de los devengos de 2008 y 2009, “con tal nivel de incertidumbre, cualquier presupuesto local estaría sujeto a cambios sustanciales”, aseguró. Por todo ello, la elaboración del nuevo presupuesto municipal, pese a que el alcalde reiteró durante las últimas semanas que estaba listo y que faltaban pequeños detalles, se supeditará a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2012, algo que se estima pueda ocurrir en el mes de junio, tres meses más tarde del plazo que se ha dado Caballero para aprobar los de Vigo.

Pese a todo, recalcó el alcalde, esta prórroga “no tendrá contraidicaciones” y la ciudad “irá muy bien y se gobernará muy bien” puesto que, a su entender, el gobierno local “tendrá prácticamente toda la capacidad de llevar adelante los gastos para que la ciudad funcione” y no habrá problemas con las inversiones, “al tratarse de proyectos que ya están contratados porque devienen de presupuestos anteriores”


 

También te puede interesar