RGPD - Cookies
Destacados

Reina, vuelvo a casa

Si el príncipe Carlos ha heredado los genes familiares…que, por ahora, debe ser lo único que le han dejado en heredar , aún puede reinar una temporada. Las pruebas son claras: su abuela vivió hasta pasados los 100, su madre, con ochenta y tantos está como una rosa y su padre, con 90, acaba de salir del hospital tan campante.

Tal cual, el Duque de Edimburgo ha abandonado el centro clínico de Papworth, donde ha permanecido desde el pasado viernes, y en el que se le ha insertado, con éxito evidente, un stent de arteria coronaria.

Al príncipe Felipe, a quien los médicos han aconsejado aún más reposo, se le descubrió una arteria obstruida lo que obligó a acometer «un procedimiento poco invasivo para colocar el stent en la arteria coronaria». La colocación de un stent consiste en introducir un tubo, llamado así por el apellido de su creador, en una arteria para mejorar el flujo sanguíneo. En el Reino Unido se comenta que este ha sido el problema de salud más grave, sino el único, que ha sufrido el Duque en toda su vida…por supuesto, sobre su operación y la siguiente evolución, ha estado permanentemente informada su mujer, que no es otra que su graciosa majestad la Reina Isabel II.


 

También te puede interesar