RGPD - Cookies
Cultura Destacados

Aznar negoció con ETA y ordenó el acercamiento de presos de la banda al País Vasco

En mayo de 1999, ocho meses después de que ETA declarase una tregua indefinida, el Gobierno de José María Aznar se sentó a negociar con la banda terrorista en la ciudad suiza de Zúrich. La reunión entre representantes del Ejecutivo y de ETA tuvo lugar el 19 de mayo, en un hotel de aquella ciudad y en ella participaron los etarras Mikel Albizu “Mikel Antza”, entonces jefe del aparato político de la banda, y quien dio la orden de secuestrar y matar a Miguel Ángel Blanco,  y Belén González Peñalba, «Carmen», miembro del Comando Madrid, que llevó a cabo 41 asesinatos. Por parte del Gobierno se sentaron a la mesa el secretario general de la Presidencia, Javier Zarzalejos; al secretario de Estado de Seguridad, Ricardo Martí Fluxá, y a su asesor personal, Pedro Arriola. La reunión contó con un moderador, el entonces Obispo de Bilbao, Juan María Uriarte Ambas delegaciones quedaron emplazadas a una nueva reunión sin fecha concreta, que nunca llegó a producirse.

Entre septiembre de 1998 y septiembre de 1999, el Gobierno del PP ordena el acercamiento de más de 120 presos de ETA a cárceles próximas al País Vasco y permite el regreso a nuestro país de más de 300 exiliados de la banda terrorista. Pocos días antes de la celebración de las elecciones autonómicas vascas del 25 de octubre de 1998, el Ministerio del Interior traslada a 4 presos enfermos a cárceles del País Vasco y en diciembre del 98, Aznar anuncia el traslado a la Península de un «grupo cualitativo» de 21 presos de ETA que cumplen condena en cárceles de Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla. El 3 de noviembre de ese año el presidente Aznar declara, “el Gobierno y yo personalmente he autorizado contactos con el entorno del Movimiento Vasco de Liberación”. En 1998 ETA había matado a seis personas: José Ignacio Iruretagoyena, el 9 de enero; Alberto Jiménez-Becerril y su mujer, Ascensión García, el 30 del mismo mes; Tomás Caballero, el 6 de mayo; Alfonso Parada, dos días después y Manuel Zamarreño, el 25 de junio. El ministro del Interior en aquel momento era Jaime Mayor Oreja.

En mayo de 1999, el Gobierno anuncia que 304 personas vinculadas a ETA pueden volver a España, entre ellos todos aquellos cuyos delitos han prescrito, incluidos algunos con delitos de sangre. Un mes después, el Gobierno anuncia un traslado de entre 4 y 6 presos etarras a las cárceles vascas y el 7 de septiembre de 1999, el Ejecutivo anuncia el acercamiento de 105 presos de ETA a cárceles de Euskadi o próximas a esta comunidad.

Durante el periodo de gobierno del PP se produjeron 311 excarcelaciones de etarras. De ellas, 64 correspondieron a terroristas condenados por asesinatos múltiples a penas superiores a veinte años (en algún caso superiores a doscientos y aún a trescientos años), como Iñaki Bilbao, condenado a 52 años de prisión, que quedaron reducidos a 30 por efecto de la acumulación de penas, y de los que efectivamente cumplió 17. Iñaki Bilbao salió de la cárcel el 28 de septiembre de 2000, siendo Angel Acebes ministro de Justicia y Mariano Rajoy ministro del Interior. El 21 de marzo de 2002, Bilbao asesinó al concejal socialista de la localidad de Orio, Juan Priede.


 

También te puede interesar