Vigo al día

La estación de Urzaíz, en vía de extinción

Los relojes de los andenes son lo único que funciona ya en la Estación de Urzaíz. Ellos señalaban que el ministro de Fomento llegaba diez minutos tarde al inicio de las obras de derribo de la terminal, curiosamente inaugurada, hace 24 años, por el actual alcalde cuando estaba al frente de la cartera de Transportes. En contra de lo anunciado, el proceso no se ha hecho mediante demolición controlada, sino con la piqueta de toda la vida, que ha empezado por las marquesinas de los andenes, el armazón de la cúpula superior y parte de la fachada, a la que seguirán el hall, las vías y la reposición de servicios afectados por las obras, fundamentalmente líneas de fibra óptica que cruzan los terrenos de la estación.

Todo ello será necesario para poder iniciar los trabajos de excavación de más de 800.000 m3 de material y el hormigonado de muros y pantallas, para los que se utilizarán 80.000 m3de hormigón y más de 7.300 toneladas de acero.

La nueva estación, en la que Fomento invertirá más de 100 millones de euros y a la que llegará el AVE a finales de 2015, se situará en esta misma ubicación pero a una cota 15 metros inferior, consecuencia del trazado del acceso a Vigo del Eje Atlántico de alta velocidad a través de un túnel bitubo de 8 kilómetros de longitud que se está excavando desde Redondela. De acuerdo con el proyecto de Thom Mayne, dispondrá de seis vías, dos andenes de 400 metros y otros dos de 350 m de longitud, situados de forma que todas las vías sean operativas para el tráfico de viajeros.


 

También te puede interesar