RGPD - Cookies
Destacados

Un soldado americano que asesinó a sangre fría a varios civiles afganos, condenado a 7 años de cárcel

Se llama Andrew Holmes y mató a varios civiles desarmados e indefensos, entre ellos a un chaval de 15 años con cuyo cadáver se hizo una fotografía y exhibió como trofeo. Además, este soldado norteamericano, le cortó un dedo y se lo guardó como recuerdo. Por este asesinato y la posterior mutilación del cuerpo, ha sido condenado, eso sí por la justicia militar norteamericana, no un tribunal internacional imparcial, a 7 años de cárcel de los cuales, seguramente, no cumplirá más de cuatro.

Holmes, de 21 años, se ha beneficiado del acuerdo al que ha llegado su abogado con los fiscales de la base Lewis-MacChord, que han cambiado la acusación de asesinato premeditado, lo cual le permitirá estar libre en apenas 36 meses.

Como toda justificación, Holmes, admitió haber tomado «una mala decisión» y ha declarado ante el tribunal que «desea pedir perdón al padre y los hermanos” del muchacho, “es un hecho que no voy a olvidar nunca», ha dicho, «vivirá en mi mente hasta el día que muera», ha concluido.


 

También te puede interesar