RGPD - Cookies
Galicia

¡Volved pronto, aquí se os quiere mucho!

Dos meses intensísimos de enriquecimiento recíproco que acaban de tocar a su fin. Los 77 niños procedentes de la provincia rusa de Bryansk ,y acogidos este verano por familias por toda la geografía gallega, regresaron ayer nuevamente a sus casas.

Sus familias gallegas les acompañaron hasta el aeropuerto de Santiago y a estas horas descansan ya en su país. Emociones desatadas por la inmensa alegría compartida y tristeza profunda por la separación, siempre dura, fueron la tónica general vividas en Lavacolla.

Atrás quedan maravillosos días en los que compartieron mil y una experiencia, días de playa, piscinas, comida, viajes, amigos, actividades…

Estos niños, queridísimos por sus familias acogedoras, llevaban dentro de sus maletas no sólo regalos y recuerdos de su estancia en Galicia, lo mejor no cabe en ningún equipaje convencional. Hablamos del cariño, el amor y los momentos imborrables.

En estas vacaciones de acogida no podemos olvidarnos de las lecciones dadas por los hijos de esas familias gallegas. Cabe destacar la sensibilidad de esos niños gallegos que lograron adaptarse a una situación nueva y diferente, con la presencia de uno más en la familia.

Esos locos bajitos –los de aquí y los de allá- que cada día demostraron que ni existen barreras en el  idiomas, ni razas, ni ninguna de las tonterías que, en numerosas ocasiones,  los más mayores ponemos como excusa.

Los lazos consolidados entre unos y otros merecen tanto la pena que ya contamos los días para que vuelvan por aquí. Niños, os esperamos con los brazos abiertos y os echáremos de menos.

También te puede interesar