RGPD - Cookies
Destacados Sucesos

La «pena» pudo llevar a la monitora a matar a los 3 menores discapacitados

Una pena incomprensible por el resto, pero este es el sentimiento que podría estar detrás de la trágica muerte de 3 menores discapacitados en un centro de acogida de Boecillo (Valladolid), a manos de una de sus cuidadoras.

Los cadáveres de los 3 menores con movilidad reducida , de 3, 9 y 14 años, fueron hallados por otras cuidadoras a primera hora de la mañana. La monitora detenida podría haber tratado de suicidarse, después de cometer presuntamente las 3 muertes, ya que presentaba heridas en los brazos. La mujer permanece detenida e ingresada en un hospital.

En rueda de prensa tras el suceso, la consejera de Familia de Castilla y León, Milagros Marcos, ha indicado que se desconocen totalmente las causas que han llevado a esta monitora, que llevaba trabajando 5 años en el centro de acogida, mientras que el presidente de Mensajeros por la Paz, el Padre Ángel, ha calificado de completa «locura» este crimen.

Al parecer, 2 de los niños fallecidos son españoles -de Salamanca y Burgos- y el otro es de Guinea Ecuatorial. Todo apunta que los 3 menores murieron por asfixia. 

El centro de acogida de Boecillo pertenece a la Junta de Castilla y León y está gestionado por Mensajeros de la Paz. Pese a que habitualmente hay más niños allí, los fallecidos eran los únicos que residían en estas instalaciones en los últimos días.

También te puede interesar