Vigo al día

La crisis se deja sentir en la procesión del Cristo

La procesión del Cristo de la Victoria congregó menos personas que otros años,aunque más de 100.000 fieles acompañaron a la talla por las calles de la ciudad. El recorrido, durante el cual la organización funcionó mejor que a la salida de la Concatedral, fue seguido por otros miles más que se agolpaban a ambos lados de las calles, especialmente en Cánovas del Castillo o la pasarela que une el Centro Comercial A Laxe y A Pedra.

El Cristo, si estuvo rodeado por más devotos que nunca, lo cual creó varios problemas por las calles del Casco Vello y la concentración en la Porta do Sol que se quedó pequeña para quienes quisieron unirse al canto del himno con el que se puso fin a la procesión,a la que no pudo asistir obispo, Luis Quinteiro, aún convaleciente de una reciente operación.

Tampoco estuvo el presidente de la Xunta, quien delegó su representación en el conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra y en su representante en Vigo, Lucía Molares. Junto a ellos, el alcalde, concejales del PP y PSOE, la presidenta del Consello Económico y Social, el presidente del Puerto y varias autoridades militares.


También te puede interesar