RGPD - Cookies
Nacional

Francisco Camps sufre mucho desde que sabe que irá al banquillo

Pobre Francisco Camps, está sufriendo. Se lo hemos escuchado decir a su amiga, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que hoy participaba en Valencia en los festejos de la patrona del mar, la Virgen del Carmen. Al parecer, desde que ayer el presidente de la Generalitat Valenciana se enteró que tendrá que sentarse en el banquillo por la presunta trama Gürtel el popular «está sufriendo«.

Y lo sabe bien Barberá porque estuvo con él un buen rato desde que saltó la noticia de que tendría que comparecer ante el juez por los famosos trajes.

Pero esto es lo único que ha dicho porque cuando los periodistas le preguntaron si consideraba que Camps tenía que dimitir por el asunto de los trajes, señaló que no tenía nada más que decir.

La que también ha mostrado su apoyo al «sufrido» Camps es la vicepresidenta general de Organización y Electoral del PP, Ana Mato, que afirmó que es una persona «honrada» y que confía en él, al igual que los ciudadanos valencianos que acaban de elegirlo de nuevo el pasado 22 de mayo.

También te puede interesar