RGPD - Cookies
Destacados

Más de 8 millones de españoles son pobres y casi 1.700.000 no reciben ya prestación alguna

Exactamente el 20,8% de la población o, lo que es lo mismo, 8.500.000 personas, de acuerdo con los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). A estas personas que sobreviven con menos de tres cuartas partes del Salario Mínimo, hay que sumar 1.655.000 más que ya han agotado la prestación por desempleo y la ayuda de los 400 € y que están viviendo de las ayudas de sus familias.

El perfil del pobre español es el de una persona de menos de 40 años, que han trabajado en la construcción, y que han pasado de cobrar sueldos millonarios a tener que buscarse la vida sin empleo, en muchos casos, con una baja formación, sin vivienda o a punto de perderla, sin recursos y, en el mejor de los casos, con una propiedad inmobiliaria de la que no pueden deshacerse y que les produce gastos que no pueden asumir. En muchos casos, según datos de varias entidades benéficas, parte de estos nuevos pobres usan los comedores para indigentes, reciben comida de asociaciones humanitarias, se han deshecho de la mayoría de sus pertenencias y aceptan trabajos temporales o por horas, en un porcentaje muy alto de los casos, fuera de su localidad de origen.

“Son los que se llaman pobres vergonzantes”, afirma el responsable de una conocida ONG, “les importa no tener dinero o haberse quedado sin trabajo, pero, muchas veces están más pendientes de que no se conozca su situación”.


 

También te puede interesar