RGPD - Cookies
Cultura

Camila no quiere ser su reina

A la duquesa de Cornualles lo que le gusta es estar con sus nietos y no tener que aguantar las costumbres y la agenda de la monarquía británica. Y parece que eso, según publica la revista People, ha hecho que su matrimonio con el príncipe Carlos se haya deteriorado hasta el punto de que haya empezado a hablarse de divorcio. La mencionada revista, citando a un amigo de la pareja, señala que las diferencias entre ambos son cada día mayores. «El matrimonio está en muy mal estado y la Duquesa quiere pasar más tiempo con sus 5 nietos«, y añade: «Ella sólo quiere llevar una vida tranquila en el campo».

Eso sí, ese amigo asegura que ambos siguen estando enamorados. «Cuando se casaron, nadie pensó que esto pasaría porque para Carlos,Camila es el amor de su vida y lo sigue siendo». Pero desde que pasaron por el altar, las diferencias entre ellos no han parado de crecer.

La Duquesa de Cornualles, cada vez pasa menos tiempo en Highgrobe, lugar de residencia de Carlos, y prefiere estar en Ray Mill, la casa en la que vivía cuando todavía estaba casada con su anterior pareja. Al parecer, sus visitas a esa casa cada vez son más frecuentes y pasa menos tiempo junto a Carlos. El motivo de estas salidas no es otro que pasar más tiempo junto a sus nietos. El amigo de la pareja apunta que a veces su marido le acompaña y que ella en Ray Hill es donde realmente está feliz y relajada junto a su familia.


 

También te puede interesar