Vigo al día

Los Registros de la Propiedad en el barrio histórico en 2 años, tras la compra de 4 edificios al CCVV

Un asentamiento relevante el que protagonizarán dentro de dos años los Registradores de la Propiedad de Vigo cuando su nueva sede en la emblemática calle Real será realidad. Esto es posible gracias al convenio de colaboración que se formalizó hoy y por el que el Consorcio Casco Vello de Vigo (CCVV) vende por más de 3,3 millones de euros al Colegio  de Registradores de la Propiedad y Mercantiles de España cuatro edificios que albergarán todos los registros unificados.

La futura sede se trasladará a esos cuatro inmuebles propiedad del CCVV que están ubicados en los números 29, 31 y 33 de la calle Real y en el número 26 de la calle Alta. Los encargados de rubricar el acuerdo esta mañana  fueron la delegada territorial de la Xunta y presidenta del CCVV, Lucía Molares, y el decano del Colegio de Registradores de la Propiedad de España, Alfonso Candau.

Molares, acompañada también por el gerente del CCVV, Alfonso Ramos, informó que la venta de esos cuatro inmuebles reportará al organismo -participado en un 90% por la Xunta y  en un 10% por el Concello de Vigo- un total de 3.360.000 euros y que el compromiso alcanzado es destinar los edificios a esa nueva sede de los Registros de la Propiedad por lo menos durante 10 años.

La presidenta do CCVV agradeció a Candau su interés, paciencia y apuesta por ubicar y unificar la sede de los Registros de la Propiedad en el barrio antiguo, ya que después de haberse superado varios problemas se consiguió reformular el proyecto con el objetivo de sacar adelante esta “importante” iniciativa.

Inicialmente, en el año 2007, el acuerdo con el Colegio de Registradores establecia la adquisición de cuatro inmobles (Real, 27, 29, 31 e 33) para añadir más tarde -en 2008- un quinto inmueble (Alta, 26). Sin embargo, el cambio de la nueva junta directiva y la actual situación de crisis económica hizo que se tuviera que reformular el proyecto, que pasa por la eliminación de uno de los inmuebles (Real, 27).

Por su parte, el decano del Colegio de los Registradores de la Propiedad se felicitó por culminar el proceso y agradeció la comprensión por parte del CCVV por reprogramar el proyecto y hacer efectivo ese traslado al barrio histórico. Para Candau se cumplirá un doble objetivo: “concentrar los Registros de la Propiedad en un mismo lugar y participar en la rehabilitación de la zona histórica, tan importante para el tejido urbano y empresarial.

También te puede interesar