RGPD - Cookies
Cultura Destacados

Ahora, ni borracho ni rápido

Blanco y en botella suele ser leche. Aunque no en todos los casos. Aunque en un principio se aseguraba que al torero Ortega Cano no se le había practicado ninguna prueba de alcoholemia tras el grave accidente sufrido el pasado sábado debido a su estado y que una hora antes lo habían denunciado por conducción temeraria, ahora la familia asegura que el test de alcoholemia que se le hizo dio negativo y que el choque se produjo a 70 kilómetros por hora.

Estas últimas declaraciones chocan con las hechas por la familia de Carlos Parra, el hombre de 45 años contra el que chocó el matador y que falleció en el acto, aunque esperarán al informe pericial definitivo para concretar la demanda judicial que le pondrán a Ortega Cano. Mientras, el matador se encuentra grave pero estable y los médicos ya le han bajado la dosis de sedantes.

También te puede interesar