RGPD - Cookies
¡Que se curren tu voto! Nacional

Cuando el reloj de Urzáiz marque las 00:00, ellos seguirán acampados

RUTH VILLAR/ Ya está consensuado. Los acampados de la farola de Urzáiz seguirán allí esta noche, pese a la prohibición expresa de la Junta Electoral. Con lo que cuando el mítico reloj del edificio del Banco Santander, al final de la calle Príncipe y al lado del campamento, marque las 00:00 horas, ellos seguirán con su protesta pacífica.

Los acampados del 15M vigués no se dan por aludidos con la resolución de anoche de la Junta Electoral, dicen que cuentan con todos los permisos para estar asentados en Vigo. «No nos consideramos una plataforma partidista, sino de conciencias social», explica Guillermo Rodríguez, que añade que a esta noche seguirán manifestándose pacíficamente.

Consciente de que la policía puede hacer acto de presencia esta noche para hacer cumplir la resolución de la Junta Electoral, Guillermo -en la foto de la derecha- avanza que «en el peor de los casos, si viene la policía y tenemos que irnos, nos iremos, pero que sepan que no nos van a callar».

«En nosotros nadie verá violencia«, asegura Guillermo, al tiempo que dice que el grupo de acampados no descarta irse a otro sitio, ya que no está prohibido el derecho a reunirse.

En la misma línea se muestra Emilio –que prefiere no decir su apellido-, pero que quiere dejar claro lo mismo: «esto no es un acto político» y que el campamento surgió de manera espontánea por un sentimiento compartido de querer cambiar las cosas.

Un representante de Democracia Real ya, Rubén Fernández -en la imagen de la izquierda-  insiste que si bien el campamento tiene alguna connotación política, teniendo en cuenta que surge por tanto cabreo acumulado con los políticos ,lo que buscan es una «reflexión» de la situación actual del descrédito de los políticos. Rubén defiende la necesidad de que se modifique la Ley Electoral y que se elimen los privilegios de los políticos.

Subraya este joven que ellos no quieren influir en los votantes. Que la gente, este domingo electoral, puede votar lo que quieran o, incluso, no hacerlo. Otra de las funciones en el campamento es detallar a los que así lo quieren qué signfica un voto nulo, la abstención o optar por otro grupos políticos que no sean los mayoritarios.

En cuanto al campamento del 15M vigués, que lleva tres días en la farola de Urzáiz, este mediodía volvía a estar de los más animado. El ir y venir de comida para reponer fuerzas es continúo, así como la recogida de firmas y las explicaciones a los viandantes. Hoy, aparte de café, leche, zumo y bollería, les han llevado fruta y refrescos. Muchos paseantes de la calle Urzáiz y Príncipe se convierten en distribuidores improvisados «Chicos, ¿qué necesitáis? ¡Que os lo compro!«.

Sigue haciendo un calor asfixiante en el campamento. Pero una guitarra ameniza al personal con alguna que otra canción. Un perro se deja acariciar cerca de los sofás que recogieron de la basura para estar un poco más cómodos.

Una nueva incorporación: dos hombres juegan al ajedrez, al lado de un nuevo cartel que dice que los «vellos» también se suman a las reivindicaciones.

También te puede interesar