RGPD - Cookies
Destacados

La hipoteca, a medias hasta que la muerte nos separe

Es una deuda ganancial y no una carga del matrimonio, así que en caso de separarse la hipoteca hay que pagarla a medias. Así lo marca el Tribunal Supremo, que ha decidido disponer una doctrina única para todos los casos debido a las sentencias contradictorias dictadas por distintas Audiencias Provinciales.

Este dictamen anulará algunas sentencias, como la de un hombre de Valencia al que el juzgado obliga a pagar el 80% de las vivienda teniendo en cuenta los ingresos de cada una de las partes. Desde ahora, las cuotas de la hipoteca deberán ser pagadas a medias entre los cónyuges mientras no se haya procedido a la liquidación de la sociedad de gananciales.

También te puede interesar