RGPD - Cookies
Destacados Nacional

No hay dos sin tres

Duró poco más de cinco años, pero caló hondo entre la sociedad, estableciendo ideales con plena vigencia hoy en día que se han trasladado a la Monarquía Constitucional del país. Hoy la II República está de aniversario: cumple 80 años. Ocho décadas desde ese 14 de abril que España se despertó republicana, algo que esperan poder vivir defensores políticos como el Partido Comunista, que están convencidos de que antes o después la bandera tricolor volverá a ondear en los edificios oficiales, como demostrarán en una manifestación que se celebrará esta tarde en Madrid.

Un poco de historia

La II República no llegó como un estallido espontáneo, sino como un largo proceso estructurado. El rey Alfonso XIII estaba más aislado que nunca: si la clase obrera lo consideraba como un símbolo de la opresión, la clase media no le perdonaba los 7 años de dictadura de Primo de Rivera y la clase dirigente no lo consideraba capaz de encontrar soluciones. Pero aún así, el rey quiso poner a prueba la opinión pública: en plena crisis convocó elecciones. Y perdió.

Tras la victoria republicana Alfonso XIII se exilió a Francia. Mientras, Alcalá Zamora juraba su cargo como primer jefe de gobierno en medio de una gran tensión y desconcierto. A partir de ahí comenzaba uno de los procesos de democratización y modernización más importante de España, que duró hasta julio de 1936. Cinco años en los que se consiguieron grandes avances como el sufragio universal, mujeres incluidas, la reforma agraria y militar, el derecho a la educación, el divorcio… todo dentro de la Constitución aprobada en 1931.

El clero, que veía como poco a poco perdía terreno con la separación de Estado e Iglesia y la aprobación del principio de laicidad, y estamentos como la nobleza, que empezaban a perder poder, fueron los más férreos enemigos de este régimen. La crisis mundial, el aislamiento internacional y un alzamiento militar el 18 de julio del 36 hicieron el resto.

También te puede interesar