RGPD - Cookies
Destacados Internacional

Los aliados bombardean el palacio de Gadafi

A.ALBALADEJO/ “No vamos detrás de Gadafi”. Eso ha declarado el vicealmirante de la Fuerza Naval de los Estados Unidos, Bill Gortney, tras ser interrogado por los periodistas después de que la residencia del dictador libio fuese alcanzada por un misil la pasada noche. En concreto, el proyectil ha impactado contra un edificio de cuatro plantas que forma parte del complejo de Bab Al Aziziya, residencia oficial del coronel. La CNN, que ha podido entrar en el complejo, ha difundido una información asegurando que hay un impacto que “podría haber sido producido por un misil”, extremo que ha sido confirmado por un oficial de las fuerzas de la coalición occidental. Sin embargo, desde la misma se asegura que el objetivo no es matar Gadafi sino acabar con uno de los centros que coordinan las acciones de las tropas leales al líder libio. El mismo complejo ya fue bombardeado en 1986, entonces por orden del ex presidente Ronald Reagan. Como recuerdo de aquel ataque, Gadafi ordenó erigir un conjunto escultórico que representa una mano aplastando un avión de combate estadounidense, conjunto que ha salido repetidamente en la televisión oficial libia los últimos días.

Hasta primera hora de esta mañana, en la que los aliados están atacando a las tropas leales al dictador en los alrededores de Ajdabiya, una estratégica ciudad del este de Libia que se disputan las fuerzas gubernamentales y rebelde, 144 misiles Tomahawk estadounidenses y británicos han sido lanzados sobre las plataformas antiaéreas libias destruyendo completamente las mismas en la ciudad de Misrata. Estos objetivos se unen a la destrucción de numerosos vehículos militares, entre ellos una decena de tanques, en los alrededores de Benghazi.

 

 

También te puede interesar