RGPD - Cookies
Galicia

La suspensión de pagos llega a Clesa y Cacaolat

Nueva Rumasa sigue llevando a concurso de acreedores a las empresas que conforman el holding. Tras la suspensión de pagos en Dhul y Carcesa hace unos días, ahora la familia Ruiz Mateos ha pedido el concurso voluntario para Cacaolat y Clesa, que tiene una planta en Caldas de Reis, que en principio se iba a encargar de la fabricación íntegra de los lácteos tras el cierre de la otra factoría de la marca en Sevilla. Además, en una semana se espera que se presente también el concurso de acreedores para las bodegas Garvey, Valdivia, Zoilo Ruiz Mateos y Teresa Rivero, junto con las empresa Hibramer y Queserías Menorquinas.

La planta gallega

Mientras, en medio del caos financiero en el que está sumido el holding, la Xunta está intentando concertar una nueva entrevista con los propietarios de Clesa para conocer cuál es la situación real de la compañía y qué se puede hacer para facilitar su venta si hay algún grupo empresarial interesado y si los responsables quieren. El conselleiro de Industria, Javier Guerra, se reunió hoy con el comité de empresa de Clesa para conocer la situación de los trabajadores y la entidad.

También te puede interesar