RGPD - Cookies
Galicia

Caldas asume todo el trabajo de Clesa tras el cierre de otras fábricas de Nueva Rumasa

La buena noticia es que mantendrá los 160 puestos de trabajo y que incrementará la producción; la mala es que ha sido a costa de cerrar la factoría que Clesa tenía en Sevilla. La familia Ruiz Mateos ha decidido rescindir por anticipado el contrato de alquiler de la nave que utilizaba en la ciudad andaluza y trasladará la fabricación de postres a la fábrica de Caldas de Reis.

Los ya antiguos trabajadores de Nueva Rumasa, según estimaba una cláusula del contrato, pasarán a formar parte de Capsa, el fabricante de yogures y postres de Central Lechera Asturiana y con quien el holding tenía el acuerdo de alquiler. Capsa aplicará el ERE estipulado en 2008 para el recorte de la plantilla, aunque los trabajadores de Clesa reclaman a la familia Ruiz Mateos cerca de 6.000 euros por cabeza por las nóminas de enero, febrero y la  paga de beneficios.

También te puede interesar